La fusión nuclear de Christie’s que revoluciona el mercado del arte

La casa de subastas fusiona los departamentos de arte impresionista, moderno y contemporáneo en uno dedicado a los siglos XX y XXI poco antes de su venta histórica el 10 de julio

"Nude whit Joyous Painting" (1994), una de las obras más importantes de la serie "Desnudos", que se subastará el 10 de julio en Christie's
"Nude whit Joyous Painting" (1994), una de las obras más importantes de la serie "Desnudos", que se subastará el 10 de julio en Christie's FOTO: Christie's Christie's

La pandemia ha pasado factura a todas las empresas. Y en el mundo del arte las casa de subastas no han sido ajenas a estos meses de parón en los que el “streaming” se ha convertido en el rey de las actividades. Christie’s anuncia que está reestructurando sus operaciones y para ello ha decidido fusionar sus departamentos de arte impresionista y moderno y de posguerra y contemporáneo en un departamento de los siglo XX y XXI, que dirigirá Alex Rotter, uno de los hombres fuertes de a casa, como presidente en Estados Unidos, y Giovnna Bertazzoni como vicepresidenta en Europa.

La lectura, a parte de una evidente necesidad de reducir costes, aunque desde la casa se afirma que no se va a despedir a ningún empleado, incide en un aspecto muy importante, y es el borrado de fronteras a la hora de sacar las piezas al martillo y poder combinar así arte clásico y contemporáneo. Recordemos el terremoto que vivió Christie’s cuando se vendió “Salvator Mundi”, de Leonardo por 450 millones de dólares dentro de una subasta dedicada al arte moderno. El éxito fue estratosférico, la extraordinaria y única campaña de marketing también ayudó lo suyo. Y, sobre todo, un hombre, el genio de Loic Gouzer, autor del barrido de fronteras y uno de los visionarios del mercado del arte, sin duda, de este siglo. Gouzer, en pleno ascenso, y responsable de arte contemporáneo de la casa, decidió retirarse a finales de 2018. Se apartó del mundo de las compras y las ventas durante casi dos años y cuando nadie se había olvidado de él, ha decidido levantar la mano, como si fuera a pujar, y soltar un amigable: “He vuelto para quedarme”.

Tras pasar un tiempo dedicado a sus pasiones, una de ellas,el mar, regresa de la mano de una plataforma virtual que se llama Fair Warning y que cada semana a las cinco de la tarde, subastará una pieza. Para poder pujar hay que formar parte de ese selecto club. El mundo online ha tocado de lleno también al mercado del arte y si Gouzer, con un extraordinario olfato, se ha decantado por él, no debieran las dos grandes casas echarlo en saco roto. Además ha declarado sin el menor pudor que no le importa convertirse en un conejillo de indias y para ello ha decidido poner a la venta una obra de su propia colección, un David Hammons. Desde su garaje de Montauk ha montado la plataforma. En apenas unas semanas y tras desarrollar junto a Alejandra Bonetti el diseño de la aplicación. Ya pasaron los tiempos del espectáculo de masas que tan bien llegó a conocer. Ajhora aboga por una comunidad reducida y por asentarse poco a poco.

Por si no fueran suficientes las coincidencias citadas les añadimos una más: que el anuncio se produce pocos días antes de que se celebre la subasta del siglo el 10 de julio, una venta global denominada ONE que iniciará Hong Kong, París, Londres y Nueva York de manera simultánea y que combinará, y aquí hay otro dato clave, arte y diseño impresionista y moderno, de posguerra y contemporáneos. Se retransmitirá en vivo y en cada una de las metrópolis un subastador llevará la batuta. Una jornada histórica que puede reportarle pingües beneficios a Christie’s. “El trabajo en equipo que hemos creado para nuestra venta ha sido fantástico y, a tenor del éxito precedente en los que hemos ofrecido arte del siglo XX a lo largo de dos semanas sabemos que es el momento adecuado para fusionar nuestros equipos”, ha asegurado Rotter a través de un comunicado.

Los catálogos, por el momento, se reservan a un selecto club tanto de clientes como de ventas, pues a partir de ahora se va a funcionar de manera digital para la mayoría de las convocatorias.