Muere Freddy Cole, figura del jazz y hermano de Nat King Cole

Tenía 88 años y falleció el sábado por problemas cardiovasculares

Creció a la sombra de su hermano Nat King Cole, con quien actuó en sus comienzos, pero pronto levantó el vuelo y se consagró como un nombre de referencia dentro del mundo del jazz. El sábado falleció a los 88 años debido a problemas cardiovasculares que arrastraba desde hace años, aunque ha sido hoy cuando ha trascendido la noticia. El verano pasado participó en el Chicago Jazz Fest y habló entonces de lo que le divertía actuar para la multitud: “Me resulta bastante emocionante porque me recuerda a cómo eran los festivales de antes, cuando solíamos salir al parque a escuchar cómo tocaban los músicos”.

La familia creció en la zona sur de Chicago en el vecindario de Bronzeville. Precisamente allí es donde la proliferación de clubes nocturnos le dieron su primera oportunidad. A él y a su hermano les abrieron las puertas para tocar sin horarios. Era la fiesta de la música en la que los locales siempre estaban abiertos para quien tenía talento. Así lo recordaba: “En el mismo bloque tendrías dos o tres tabernas con música. Especialmente en la 63 rd Street, entre South Park y Cottage Grove. Albergaban todo tipo de música, desde tríos a cuartetos y quinteto. Sencillamente era la manera de escuchar cosas diferentes”. Durante aquel tiempo grabó una de sus canciones más famosas, “On the South Side of Chicago”.

La ayuda de su hermano fue muy importante, aunque también le pesó, en ocasiones, como una losa. Primero a su lado y, después, gracias a su talento, Freddy Cole se labró un futuro: “Yo he pasado por muchas cosas, muchas y diferentes etapas hasta llegar a ser el músico que soy. Pero lo logré. Me rodeé de un buen puñado de músicos. De su hermano destacaba que era “un buen hombre, un hombre muy servicial. Simplemente le encantaba tocar música, (y) todos lo amaban”.

Según la prensa norteamericana, Cole es considerado como uno de los mejores intérpretes del American Songbook y un verdadero icono de la canción afroamericana, además, junto con Tony Bennett, de ser uno de los mejores intérpretes vocales del jazz contemporáneo. En sus espectáculos, fue capaz de ir desde Broadway hasta el blues, desde los clásicos de Jermone Kern, Cole Porter, George Gershwin y Duke Ellington, hasta Lionel Ritchie y Stevie Wonder.