Scorsese, Eastwood y otras figuras de Hollywood temen por la supervivencia del cine

A través de una carta dirigida al Senado de EE UU, directores y productores han pedido medidas que ayuden a la industria cinematográfica a resistir a la pandemia

La pandemia del coronavirus ha golpeado bastante la industria del cine, entre otros sectores, de tal manera que incluso sus principales iconos tiemblan por su futuro. El pasado miércoles, directores de cine de la talla de James Cameron, Martin Scorsese o Clint Eastwood, lanzaron una carta a los líderes del Senado de Estados Unidos y la Cámara de Representantes en señal de preocupación y protesta por la situación que vive el sector.

Varias figuras de Hollywood unieron fuerzas con propietarios de las salas de cine para pedir ayuda financiera, confesando que temían por el futuro de la industria cinematográfica. En la carta, afirman que la pandemia del coronavirus ha provocado un golpe “devastador” a las salas de cine y que, sin fondos, los cines “podrían no sobrevivir al impacto de la pandemia”.

La iniciativa ha sido firmada por más de 70 directores y productores, así como por la Asociación Nacional de Propietarios de Teatros, el Gremio de Directores de América y la Motion Picture Association. Denuncian que el 69% de las pequeñas y medianas empresas de cine se verán obligadas a declararse en quiebra o cerrar de forma permanente y sin ayuda.

“Los cines son una industria esencial que representa lo mejor que el talento y la creatividad estadounidenses tienen para ofrecer. Pero ahora tememos por su futuro”, dice la carta, también firmada por los productores de “James Bond”, Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, así como por la directora de “Wonder Woman”, Patty Jenkis, y el director y productor Michael Bay.

La petición al Congreso es, principalmente, de redirigir fondos no gastados del paquete de ayuda para el coronavirus aprobado a principios de año, así como de promulgar nuevas propuestas que ayuden a los cines a resistir la pandemia.