El Premio Planeta hace frente al virus

Hoy se falla el galardón literario en Barcelona con medidas de seguridad y un predominio de las novelas históricas-policiacas protagonizadas por mujeres

Este año las cosas son muy diferentes en todo, también para los premios literarios. Este artículo debería empezar recordando que hoy, como todos los 15 de octubre, se celebra en Barcelona la tradicional velada literaria en la que se entregará el Premio Planeta. Sí, será así, pero con numerosas restricciones. Este año el galardón que otorga el Grupo Planeta se fallará pero en un acto con un formato diferente en el Palau de la Música Catalana. Con muchos menos invitados y con las medidas de seguridad que corresponden a la situación sanitaria que estamos viviendo en la actualidad, hoy sabremos quién es el ganador y el finalista de un Planeta que llega a su edición número 69.

Este año son 582 obras las presentadas, una cifra ligeramente superior a la de 2019. El jurado a estas horas ya ha elegido a las diez finalistas, que son «Desde dentro», de R. Ros (seudónimo); «Espíritu errante», de El hijo de Alonso (seudónimo); «Efecto dominó», de Rosario Fernández Zúñiga; «El último día de la guerra», de Santiago Shelby (seudónimo), y «Verdades inconclusas», de Hugo Portal. Completan la lista de favoritos «Necesito una esperanza», de Benet Quintana; «Llevaremos otros nombres», de Copo de Algodón (seudónimo); «La vida secreta de los Ángeles», de Neoland (seudónimo); «La amistad es un gurú», de Alexandra Di Stefano Pironti; y «El caso Almenara», de Jo March (seudónimo). El jurado lo integran José Manuel Blecua –que sustituye a su hermano Alberto, recientemente fallecido–, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Belén López, secretaria con voto.

En todas las ediciones, el día antes tiene lugar una comida en la que comienzan a conocerse cuáles son las tendencias entre las obras presentadas, además de empezar a coger formar –por lo general equivocada– los más insólitos rumores sobre el nombre del ganador. Es en ese momento cuando el jurado, en muchas ocasiones con Juan Eslava Galán como portavoz, aporta las pistas necesarias para poner en marcha el juego. Ayer, por teléfono, el escritor comentó que «estamos viviendo el premio de una manera muy atípica. El programa, con respecto a otros años, se ha cambiado, pero lo fundamental lo estamos manteniendo: la reunión principal del jurado con la decisión, además del encuentro con la Prensa para dar a conocer el fallo y comentar la novela ganadora».

Cuando se le pregunta a Eslava Galán por los géneros que asoman en esta edición, este responde que «ha desaparecido la Guerra Civil, que en otros años ha tenido mucho predicamento. Hay un predominio de novela histórica y policíaca. Se nota que existe un gusto pronunciado por este tipo de novelas. En un tercer lugar pondría la intimista, de corte familiar. Me gustaría subrayar, llevando varios años formando parte del jurado, que hay una cierta tendencia a valorar los personajes femeninos, al empoderamiento de la mujer». Otra miembro del jurado, Carmen Posadas, en conversación con este diario, coincide con Eslava Galán y explica que «he notado que este año hay muchas novelas históricas-policíacas, “thrillers” en la línea de “El nombre de la rosa”. Recuerdo dos que con ese trasfondo siguen esa línea. También hay otra serie de novelas con una temática romántica o sentimental. Pero lo que se ha notado es que muchas tienen protagonista femenina, ya sean las históricas o los “thrillers”, en todas la mujer tiene un papel principal». Posadas reconoce que lo que no se ha colado en ninguna de las tramas de las obras participantes es el coronavirus. «No hay ninguna que lo refleje y eso es lógico porque lo que hemos vivido es algo que pasó hace seis meses. Escribir una novela lleva mucho tiempo, muchos meses, y todas las que se han presentado este año están escritas bastante antes del coronavirus. Me imagino que el año que viene habrá una avalancha de novelas sobre este tema», dijo.

Hoy sabremos el nombre de quien se hace con un premio dotado con 601.000 euros para la obra ganadora y 150.250 para la finalista.