Quién fue Basquiat, el artista que rompe récords millonarios en subastas

Murió a los 27 años de sobredosis, pero su obra está hoy más viva que nunca: ayer se subastó un monumental cuadro por la friolera de 76,5 millones de euros

El 12 de agosto de 1988 aparecía muerto Jean-Michel Basquiat en su «loft» de Nueva York con tan solo 27 años
El 12 de agosto de 1988 aparecía muerto Jean-Michel Basquiat en su «loft» de Nueva York con tan solo 27 años

No vivió ni 30 años y aún así es hoy uno de los artistas más cotizados del mundo. Jean-Michel Basquiat fue un artista estadounidense de ascendencia haitiana y puertorriqueña que falleció a los 27 años por sobredosis. Fue el 12 de agosto de 1988 cuando, en su “loft” de Nueva York, lo encontraron muerto con una autopsia que posteriormente concluyó como causa mezcla de drogas. Falleció joven, aún habiendo intentado desintoxicarse durante sus últimos meses de vida, y su obra artística está hoy más viva que nunca.

Ayer se subastó en Christie’s Nueva York “In this case”, obra de Basquiat, por la friolera de 76 millones de euros (93 millones de dólares). Se trata de un monumental cuadro, de un metro de ancho y metro noventa de alto, que, durante la puja, ha duplicado el precio de salida que habían estimado los expertos. Si bien su venta arrancó en los 33 millones de euros, tardó menos de 10 segundos en superar los 40. En cuestión de 10 minutos y tras una ardua “pelea” en la subasta, el cuadro pasó de los 40 millones de euros estimados a los 66 millones, cifra que, al sumarle tasas y comisiones, ascendió a los 76,5.

"In this case", obra de Basquiat
"In this case", obra de BasquiatCortesíaEFE

Con esto, el nombre de Basquiat vuelve a resurgir con más éxito del que gozó durante su corta vida. Nacido en 1960 en Nueva York, el artista conectó con la cultura “underground” desde joven. Tras ser expulsado de un centro escolar estadounidense para estudiantes superdotados “por rebeldía”, el artista comenzó a relacionarse con las drogas y las bandas callejeras. Y en 1977 comenzó su andadura en el arte: primero, con el grafiti. Junto a su amigo y compañero de aventuras Al Díaz, comenzó a pintar los vagones del metro, así como zonas del SoHo, barrio neoyorkino icónico por sus galerías de arte.

Basquiat se mimetizó con el entorno callejero hasta tal punto que vivió durante dos años en casas abandonadas, viviendo de la venta de postales y camisetas que él mismo realizaba. Hasta que comenzó su ascenso al éxito: a partir de 1980 comenzó a dedicarse a la pintura y a ser reconocido en el mundillo artístico de la Gran Manzana.

Una gran influencia y amistad de Basquiat fue el mismísimo Andy Warhol, artista que actuó de maestro y protector para el joven, así como también su relación con Keith Haring fue clave para su desarrollo artístico. Basquiat frecuentó los círculos sociales y creativos de Nueva York durante los años ochenta, llegando a codearse con figuras como David Bowie o Madonna, con quien mantuvo una relación sentimental durante 6 meses.

Todo apuntaba a que el artista, si no hubiese fallecido tan joven, habría alcanzado un auténtico éxito y relevancia internacional. Y, aunque esto no fue posible, su obra pictórica se ha encargado de llevar su nombre hacia lo más alto. La de “In this case” no ha sido la única en romper moldes en el mercado del arte. Cabe destacar el caso de “Warrior”, cuadro subastado el pasado marzo y que rompió el récord de la obra de arte más cara de la historia de Asia. Creada por el artista en 1982, se vendió por 34,5 millones de euros (42 millones de dólares) en Hong Kong, configurándose Basquiat como el artista occidental más caro del mercado del arte del continente asiático.

No obstante, no ha sido la obra del joven estadounidense por la que más dinero se ha pagado. El auténtico récord lo tiene “Untitled”, obra creada en 1982 y por la que se alcanzaron los 99 millones de euros (110,5 millones de dólares). El lienzo, que fue vendido en 1984 por “tan solo” 19.000 dólares, fue adquirido en Sotheby’s Nueva York por el magnate japonés Yusaka Maezawa.

"Untitled" (1982), de Jean-Michel Basquiat, se subastó por 99 millones de euros en 2017
"Untitled" (1982), de Jean-Michel Basquiat, se subastó por 99 millones de euros en 2017

Asimismo, no se quedan atrás otras ventas como “Multisabores”, que en 2018 se vendió por 13,48 millones de euros, o “Untitled (soap)”, por la que ayer, junto al éxito de “In this case”, se llegó a pujar 10,7 millones de euros.

Basquiat es, por tanto, uno de los artistas más emblemáticos del último siglo, tanto por su interesante historia como por su obra. El que también era conocido como SAMO -firma que solía utilizar en sus grafitis y que significaba “Same old shit”, “la misma mierda de siempre”- llegó a realizar más de 40 exposiciones personales y a participar en unas 100 exhibiciones colectivas. Todo ello, con una clara intención crítica y satírica.

La obra de Basquiat se basó en lo que él vio, observó y aprendió durante su vida callejera. Sus pinturas se exponían, a través de colores intensos y llamativos, con una clara denuncia social y política hacia los Estados Unidos de la época. Firme defensor de los derechos civiles, el joven artista proclamó la memoria afroamericana rechazando la discriminación racial y los abusos de poder vigentes en el país. Así, pasó a la historia como un artista con talento, carácter, valentía, maestría pictórica y sentido crítico, para ser valorado aún hoy como uno de los más cotizados de la historia del mercado del arte.