Encuentran en Israel una grandiosa basílica de la época de Herodes

La sala principal del templo, dividido en tres secciones, está rodeada por enormes columnas de mármol de hasta 13 metros de altura

Capitel de una columna de la basílica hallada en Israel
Capitel de una columna de la basílica hallada en IsraelIAA

En Ascalón, una ciudad de Israel al sur de Tel Aviv y al sudoeste de Jerusalén, se ha producido un magnífico descubrimiento. Durante una excavación realizada por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA en sus siglas en inglés), ha comenzado a desenterrar los restos de una gran basílica romana de 2.000 años de antigüedad. Es decir, su origen se remonta a la época de Herodes, también conocido como Herodes el Grande y quien fue rey -en calidad de servidor de Roma- de Judea, Galilea, Samaria e Idumea entre el 37 a.C. y el 4 a.C.

A muy pocos metros del Mar Mediterráneo y en el centro de Ascalón, el hallazgo se ha producido con la consecuente emoción por parte de los expertos, aunque sí tenían evidencias de la existencia de esta basílica: “Fue descubierta por primera vez en la década de 1920 por el arqueólogo británico John Garstang, quien luego la cubrió”, explica la directora de excavación de la IAA, Rachel Bar Nathan, junto a Saar Ganor y Federico Kobrin. Ahora, tras casi un siglo, han decidido volver a desenterrarla para reconstruirla y, por qué no, abrirla al público como sitio turístico.

Los capiteles de algunas columnas tienen motivos florales y de águilas, símbolos del Imperio Romano
Los capiteles de algunas columnas tienen motivos florales y de águilas, símbolos del Imperio RomanoIAA

La basílica, de 115x34 metros, está dividida en tres secciones: la sala principal está rodeada por enormes columnas de mármol de hasta 13 metros de altura y decoradas con capiteles de motivos florales y águilas, símbolos del Imperio Romano. Por tanto, se trata de un lugar que, se imagina, gozó de un gran esplendor durante la época romana. Y, aunque su construcción data de la época de Herodes I -clara evidencia son las monedas que se han desenterrado y que son de dicho periodo-, sí contemplan que algunas piezas surgieron de una reforma de la basílica. Las piezas más refinadas corresponden a finales del siglo II o principios del III d.C., ya que tienen un estilo característico de la época del emperador Septimio Severo.

El lugar de la excavación será accesible al público
El lugar de la excavación será accesible al públicoIAA

“Gastang ya había calculado las dimensiones del edificio y, al ver los restos de las columnas de mármol, realizadas con materiales importados de Asia Menor, había sugerido que se remontaba a la época de Herodes el Grande, ya que el historiador Josefo describió cómo este rey construyó un salón con columnas y otras estructuras en la ciudad”, explica Bar Nathan a “The Jerusalem Post”. Por tanto, entre otros episodios, este rey fue conocido por las construcciones que se hicieron en su nombre, destacando la reconstrucción del Templo de Jerusalén. Y la experta añade que “cuando excavamos la basílica nos dimos cuenta de que si bien la estructura original databa de dicha época, los elementos más grandiosos, los mármoles y columnas, fueron construidas después”.

A partir de ahora, la IAA está trabajando en desenterrar todo el complejo para su preservación y restauración. Como parte de un proyecto con la Autoridad de Parques y Naturaleza, el municipio de Ascalón y la Fundación Leon Levy, buscan adaptar el área para que sea accesible al público.

Lugar donde se erigía la basílica en la época de Herodes
Lugar donde se erigía la basílica en la época de HerodesIAA