Cancelan a Juan de la Cierva, destacado ingeniero del siglo XX, “por franquista”

Tras la decisión del ministerio de Fomento de no denominar al aeropuerto de Murcia como el aviador, ahora el de Ciencia se suma eliminando su nombre de un premio nacional

Juan de la Cierva, ingeniero y aviador español
Juan de la Cierva, ingeniero y aviador españolWikimedia

Ingeniero, político, pionero en aviación española, inventor del autogiro y precursor del helicóptero. Todo eso fue Juan de la Cierva y Codorníu (1895-1936). Desde 2001, el ministerio de Educación y Ciencia de España otorga el Premio Nacional de Investigación Juan de la Cierva, dedicado a la transferencia de tecnología y con el nombre del ingeniero en homenaje a sus numerosas aportaciones y méritos. Además, existe un programa con su nombre, gracias al cual numerosos investigadores desarrollan su actividad. Y, aunque ha estado a punto -con votos a favor de PP y Ciudadanos y en contra del PSOE y Podemos-, al aeropuerto de Murcia también se le iba a otorgar su nombre. No obstante, ya no hay ni premio, ni programa, ni aeropuerto que valga, pues los partidos que forman el Gobierno se oponen a que el nombre de De la Cierva aparezca en estos ámbitos, agarrándose a la Ley de Memoria Histórica.

Nacido en Murcia, Juan de la Cierva mostró su interés por la aviación desde su infancia. Con tan solo 15 años ya experimentaba para tratar de volar y en 1910 construyó el primer aeroplano que ha sido enteramente fabricado en España, con ayuda de algunos amigos. Inventó más herramientas, destacando el autogiro -hizo el primero del país el 17 de enero de 1923-, por lo que su contribución profesional a la ciencia es destacable, como el de cualquier otro pionero en su ámbito. No obstante, tanto PSOE y Podemos están arrojando todas sus fuerzas para cancelar su nombre, eliminándolo de premios nacionales y programas educativos, a raíz de un informe que señala que Juan de la Cierva colaboró con el golpe de estado fascista de 1936. Con esto, aunque sea uno de los ingenieros más destacados del siglo XX, ahora, para el Gobierno, ha pasado a ser un franquista y, por tanto, digno de veto.

Juan de la Cierva
Juan de la CiervaWikimedia

Según una orden de marzo, el Ministerio de Ciencia anunciaba que retiraba de todos sus premios los nombres de los científicos que hasta ahora existían, y entre ellos el de De la Cierva. La decisión llega después de que el de Fomento vetara al ingeniero para que diera nombre al aeropuerto de Murcia, basándose en un informe que se encargó en enero al historiador Ángel Viñas. Éste asegura en dicho escrito que “formó parte de un pequeño grupo de conspiradores, monárquicos, británicos y españoles contra la República”, así como que “tuvo gran influencia entre los círculos de derecha”. A él recurrieron los conspiradores “para conseguir un avión con el que trasladar a Franco desde Canarias”, asegura. No obstante, la familia del aviador niega cualquier relación con Francisco Franco y rechaza estos informes por no aportar pruebas, reivindicando su figura.

Defienden que el informe de Viñas está basado “en conjeturas”, añadiendo que las ideas del ingeniero eran monárquicas, anglófilas y que, incluso, trabajó con el Gobierno de la Segunda República antes del golpe. “Si Juan de la Cierva fuera catalán, el dictamen sería favorable”, zanjó el nieto del inventor, Fernando de la Cierva, en una entrevista a “La Verdad”. Asimismo, reconocen que sí que colaboró en el alquiler del Dragón Rapide, avión que trasladó a Franco, pero aseguran que no sabían para qué era.