La policía griega halla un Picasso robado hace más de nueve años

“Cabeza de mujer” ha sido encontrado junto a otra obra de arte de Mondrian a 50 kilómetros de Atenas

"Cabeza de Mujer", de Picasso, fue robado en 2012
"Cabeza de Mujer", de Picasso, fue robado en 2012EFE

El 9 de enero de 2012 saltaban las alarmas, literalmente, en la Galería Nacional de Atenas. Unos individuos se llevaron un cuadro de Pablo Picasso, “Cabeza de mujer” (1939), otro de Piet Mondrian, “Molino” (1905), y un dibujo del renacentista Guglielmo Caccia del museo. Un robo del que se hicieron eco numerosos medios de comunicación a nivel internacional y sobre el que rápidamente se abrió una investigación para hallar las obras de arte. Ahora, tras poco más de 9 años, esta persecución ha surtido efecto: la Policía de Grecia ha recuperado las pinturas tanto de Picasso como de Mondrian, estando ambas escondidas en un almacén a unos 50 kilómetros de Atenas.

Según la policía griega, el presunto autor del robo y principal sospechoso es un hombre de 49 años. Fue detenido, informan medios locales, durante la noche del lunes y actualmente sigue siendo investigado. Con esto, si bien el Ministerio de Cultura de Atenas ha confirmado el hallazgo, se espera que a lo largo del día de hoy se conozcan más datos sobre el avance del caso.

"Cabeza de mujer", de Picasso, se ha encontrado en Atenas tras 9 años en búsqueda y captura FOTO: Picasso

Fue en la madrugada del 9 de enero de 2012 cuando se produjo el robo en Atenas que hizo temblar a las grandes obras de arte. Dos hombres fueron los que consiguieron entrar en la Galería Nacional por un balcón que no estaba cerrado con llave. Una vez dentro, no hicieron caso a las alarmas ni a las cámaras de seguridad, que les grabaron. Consiguieron evitar a los guardas de seguridad, sustraer las obras de sus marcos y huir en pocos minutos, indemnes, sin un rasguño.

Aunque la investigación se había quedado bastante paralizada, el pasado febrero la Policía reanudó las investigaciones sobre el robo después de informar que se consideraba que la obra no había salido del país heleno al no encontrarse en el mercado negro.

Picasso, propenso a los robos

“Cabeza de mujer” es un óleo de 56 por 40 centímetros que el propio Picasso donó al pueblo griego en reconocimiento a su resistencia al nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, detrás del lienzo se puede ver escrito, puño y letra del artista malagueño, “para el pueblo griego, un homenaje de Picasso”.

Por su parte, el cuadro de Mondrian, de 33 por 44 centímetros, muestra un tema recurrente, el de los paisajes con molinos de viento, para el artista neerlandés, conocido principalmente por ser el impulsor del neoplasticismo y por sus pinturas geométricas, como “Composition with red blue and yellow” (1929).

Así, desde entonces se exhibía en la Galería Nacional, espacio que expone principalmente arte griego de los siglos XIX y XX, pero que también incluye dibujos de autores europeos como Durero y Rembrandt. El que fue robado era el único Picasso que pertenecía al catálogo del museo, un blanco por tanto atractivo para los ladrones de arte.

No es la primera vez, además, que se roba un Picasso: en 2008, “Tête de cheval” (1962) y “Verre et pichet” (1944) fueron robadas de una exposición en Suiza. Estas obras se hallaron en 2011 en Belgrado y fueron localizadas por el servicio serbio de lucha contra el crimen organizado (SBPOK), en colaboración con la policía suiza.