Cine

Leo Harlem y Loles León se meten en “El refugio” navideño de Macarena Astorga

La directora malagueña apuesta en su segundo largo por una comedia familiar pensada para estas fechas y protagonizada por un variopinto y popular elenco de actores

Loles León en "El Refugio"
Loles León en "El Refugio" FOTO: Imdb Imdb

El sueño, perseguido y anhelado durante su andadura cinematográfica, empezó con un registro salpicado de insondables personajes y enigmáticas leyendas enclavadas en la serranía malagueña a través de “La casa de caracol”, thriller laberíntico y potencialmente oscuro protagonizado por Paz Vega y Javier Rey que se presentó en la última edición del Festival de Málaga. Pero las calles ya huelen a churros y a chocolate y suenan a navidad y a buenas intenciones. Han llegado las primeras nieves, las fuertes lluvias y el molesto granizo y Macarena Astorga ha decidido cambiar radicalmente el tono de su ópera prima para meterse en “El Refugio” con Loles León, Leo Harlem, María Barranco, María Hernández, Sara Sálamo o el humorista David Guapo, cuya correlación con el apellido artístico sigue siendo todavía un misterio.

Un fotograma de "El Refugio"
Un fotograma de "El Refugio" FOTO: danimedina-malaga Dani Medina

“La vorágine del trabajo diario, especialmente ahora que mi vida ha cambiado tanto al pasar de dar clases en un instituto a dedicarme por entero a esto del cine me ha separado mucho de mi familia. Al final yo vengo de Archidona, un pueblo de Málaga y ahí tengo una casita en el campo, con una chimenea, unos gatos y mi madre y la verdad es que siempre me apetece muchísimo escaparme allí. Sin duda es un refugio para mí, un lugar que como bien dice la propia palabra me protege,f me reconforta, me da descanso. Es el sitio que me hace sentir bien y recargar pilas”, comenta la directora cuando le preguntamos por su verdadero espacio de retiro.

En esta comedia familiar, una más dentro del ramillete de propuestas navideñas que invaden la cartelera estas últimas semanas, en la que un estrafalario grupo de individuos con distintas profesiones y diferentes procedencias se ven obligados a convivir en una suerte de “Overlook” patrio y humorístico: un hotel de la montaña regentado por la propia Loles -paródico e infumable hombre de las nieves mediante- mientras fuera arrecia un desapacible temporal se pone de manifiesto en palabras de Astorga, aquello de que “tenemos todas las comodidades del mundo y sin embargo no estamos nada preparados para enfrentarnos a situaciones extremas”. Y remata: “La verdad es que me apetecía seguir experimentando y ahora mismo cualquier bagaje que pueda adquirir como directora es bienvenido. Aunque me encuentro muy cómoda en el thriller, la comedia suponía un reto y eso siempre es algo agradable de afrontar”.