MENÚ
sábado 17 agosto 2019
12:56
Actualizado

Anna Netrebko: La diva vuelve al Teatro Real

Será uno de los reclamos de la temporada 2019-2020 y estará presente en un recital en noviembre al lado de su esposo, el tenor Yusif Eyvazov

  • La soprano Anna Netrebko
    La soprano Anna Netrebko

Tiempo de lectura 4 min.

11 de abril de 2019. 17:48h

Comentada
Gema Pajares.  11/4/2019

Doce títulos conformarán la temporada 2019-2020 del Teatro Real de los que siete serán nuevas incorporaciones y tres estrenos absolutos en España. Además actuarán tres ballets y habrá otros tantos conciertos líricos protagonizados por Anna Netrebko, que cantará junto a su esposo el tenor Yusif Eyvazov el próximo 1 de noviembre y en el que cantará arias y dúos de Cilea, Leoncavallo, Boito, Puccinini, Giordano, Catalani y Lehar, entre otros. No será la única de las voces de oro que resonará en el coliseo: el 15 de mayo de 2020 Joyce Didonato repasará arias de Monteverdi, Gluck, Händel y Purcell y diez días después, el 25 del mismo mes, volverá Philippe Jaroussky, con arias, entre otros, de Vivaldi, Porpora, Händel y Caldara. La gran diva del momento y que es considerada como la soprano de referencia, cantó en el Teatro Real en 2001 en “Guerra y paz”, de Prokofiev. Desde aquello ha llovido bastante. Ella ha crecido artísticamente y su figura se ha agigantado. Con razón aseguraba en el pasado mes de septiembre a este diario: “Está en mis planes volver al Teatro Real”. Y lo hace con quien se ha convertido en su compañero habitual de repertorio, su esposo: “Adoro a todos mis compañeros de escena, pero Yusif es realmente uno de los mejores y más fuertes y se está enfrentando conmigo a este repertorio difícil. Adoro subirme con él al escenario”, decía hace unos meses.

Sin embargo, la temporada que viene posee bastantes alicientes, según explicó ayer detalladamente su director artístico, Joan Matabosch. Él, entre la docena de títulos que van a llegar, empezó por el que supone una feliz recuperación del patrimonio operístico español. “Voy a comenzar pro poner el acento en lo nuevo”, señaló.Y arrancó con “Achille in Sciro”, un título que recupera el patrimonio español “y que es una de las mejores óperas escritas en el siglo XVIII. Se hizo para la corte española”, dijo Matabosch. Su autor es Franceso Corselli, nacido en España pero prácticamente español que vivió más de 40 años en Madrid y se convirtió en referencia dentro del mundo escénico. La obra se estrenó en el Casón del Buen Retiro y jamás ha sido representada para el público, “por lo que es completamente desconocida, lo que supone un auténtico acontecimiento poder verla sobre un escenario”.

Otro de los títulos que destacarán es “La pasajera”, de Mieczyslaw Weinberg, compuesta en los años sesenta del pasado siglo y que ha permanecido inédita hasta 2010-2011. Está basada en un relato autobiográfico de quien padeció el horror de vivir en un campo de concentración y hoy aún puede ofrecer su testimonio. Para Shostakovich se trata de una obra maestros del siglo XX. En el podio estará David Afkham, director titular de al OCNE. De Aribert Reimann subirá a escena “Lear” en su estreno en España, obra en palabras de Matabosch “muy hija de Wozzeck y de la estética de Hans Zimmermann”. También habrá lugar para una ópera de cámara, “Into the Little Hill”, que definió como “una perversa interpretación de ‘’El flautista de Hamelin’’”, estrenada en París en 2006 y por primera vez en el coliseo.. “Three Tales” es una “videópera que reflexiona sobre el futuro de nuestra especie partiendo de tres hechos del siglo XX: la explosión en pleno vuelo del zepelín Hinderburgh en 1937, las pruebas nucleares al acabar la Segunda Guerra Mundial en la isla Bikini y la clonación de la oveja Dolly”.

Un lugar especial merece “Il pirata”, título que nunca se ha visto sobre el escenario del Teatro Real por su extraordinaria dificultad para las voces. “Es un título fundamental en la evolución de la ópera con el que nace el mito del tenor, pues Bellini la escribió para quien era el artista del momento, Giovanni Battista Rubini”, en quien quiso aunar los tonos grave y agudo lo que llevó a que se enquistaran las relaciones entre compositor y cantante. “No hay quien la cante y en este teatro la vamos a programar al máximo nivel en tres repartos fabulosos”. “Iris”, de Mascagni, que según Matabosch posee varios puntos en común con “Madama Butterfly” de Puccini, pero que también tiene importantes puntos divergentes, ya que “Iris es como una Cio-Cio San que no evoluciona, que se mantiene igual a lo largo de la ópera y su potencial dramático es bastante menor”. De “Don Carlo”, de Verdi, que abrirá la temporada 2019-2020 el 18 de septiembre, se verá la denominada versión de Módena y se repondrá el exitoso y divertido título de Donizetti “L’elissir d’amore”, con dirección de escena de Damiano Michieletto que ya se vio en la temporada 2013-2014. Casi por aclamación popular regresa también “La flauta mágica” mozartiana en la aplaudida versión que hace un guiño al cine mudo de Barrie Kosky. La tetralogía seguirá con la puesta en escena de “La valquiria”, de Wagner, dirigida por Heras-Casado y con dirección escénica de Robert Carsen, sin olvidar otro d elos títulos de repertorio y reclamo de esta temporada, “La traviata” con dirección de escena de Willy Decker, con Lisette Oropesa como una de las cuatro Violettas, como otro de los tantos Alfredos y Plácido Domingo encabezando el cuarteto de Giorgios.

En el apartado de Ballet estarán presentes el English National Ballet, el Ballet Nacional de España y el Nederlands Dans Theater.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs