Cultura

Todos estos territorios del mundo han sido en algún momento parte de España

A lo largo de su historia, nuestro país ha tenido posesiones en los cinco continentes, llegando a su máximo esplendor en 1810, aunque durante el breve periodo de su unión con Portugal alcanzó su máxima extensión

Mapa del imperio español durante su unión con Portugal
Mapa del imperio español durante su unión con PortugalLa Razón (Custom Credit)

Siempre se ha dicho de Imperio Español que en sus dominios no se ponía el sol y no cabe duda de que entre los siglos XVI y XVII fue el más poderoso del mundo, bajo la dinastía de los Austrias, aunque fue en 1810, ya con los Borbones, cuando alcanzó su mayor tamaño, cuando llegó a tener 20,4 millones de kilómetros cuadrados con posesiones en Europa, América (sus dominios recorrían el continente de norte a sur casi de forma ininterrumpida), África y Asia, donde mantuvo las Islas Filipinas hasta 1898. Alcanzó en su momento de máximo esplendor una población de 68 millones de personas y el 12,3% de la población mundial en el siglo XVII.

¿Qué territorios llegó a poseer España o, siendo más estrictos, la Monarquía Hispánica?

Evidentemente, a lo largo de cuatro siglos de Imperio español, los que van de la llegada de Colón a América a la pérdida de las últimas colonias en 1898, hay situaciones claras, pero también hay posesiones que estuvieron en disputa o que España reclamó con más o menos éxito, así como otros lugares que España avistó o descubrió aunque de facto nunca llegaron a ser parte de la Corona.

Así, no existe una postura unánime entre los historiadores sobre los territorios concretos de España, entre otras cosas porque tampoco queda claro en algunos casos si determinadas posesiones se le pueden atribuir a España como nación o al Rey de España.

Con todo, y a pesar de estas cuestiones más dudosas, el hecho de que la Monarquía Hispánica identificase sus posesiones con las de la propia nación, hacen que una y otra sean la misma cosa. De hecho no se puede hablar de una separación de escudo nacional y escudo real hasta bien entrado el siglo XIX.

América

Entre 1492 y 1898 estos países o territorios fueron españoles:

  • México
  • Guatemala
  • Nicaragua
  • Honduras
  • Salvador
  • Costa Rica
  • Estados Unidos: los estados del sur y medio oeste California, Nuevo México, Arizona, Texas, Nevada, Florida, Utah y parte de Colorado, Wyoming, Kansas, Luisiana, Arkansas, Oklahoma, Nebraska, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Wyoming, Montana, Idaho, Minnesota e Iowa
Fronteras de Norteamérica propuestas por el Conde de Aranda en conversaciones con John Jay cerca del final de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, 3 de agosto de 1782
Fronteras de Norteamérica propuestas por el Conde de Aranda en conversaciones con John Jay cerca del final de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, 3 de agosto de 1782 FOTO: La Razón (Custom Credit)
  • Cuba
  • La Española (República Dominicana)
  • Puerto Rico
  • Bahamas
  • Antigua y Barbuda
  • Montserrat
  • Isla de San Martín
  • Anguila
  • Bonaire
  • Trinidad y Tobago
  • Granada
  • Curazao
  • Aruba
  • Jamaica
  • Islas Vírgenes
  • San Cristóbal y Nieves
  • Dominica
  • Guadalupe
  • Martinica
  • San Bartolomé
  • Barbados
  • Islas Turcas y Caicos
  • Santa Lucía
  • Islas Caimán
  • Perú
  • Colombia
  • Argentina
  • Ecuador
  • Panamá
  • Chile
  • Bolivia
  • Paraguay
  • Uruguay
  • Territorios en Brasil
  • Las Guayanas
  • Venezuela
  • Islas Galápagos
  • Islas Malvinas
  • Territorio de Nutca (1789-1794): Incluía los territorios de los actuales estados del noroeste estadounidense (Oregón, Idaho, Montana y Washington), además el suroeste de la provincia canadiense de la Columbia Británica, el territorio de Yukón y el actual estado estadounidense de Alaska hasta el paralelo 61º N. La presencia española se reducía a los fuertes de San Miguel de Nutca y Nuñez Gaona.

Durante la Unión Ibérica (1580-1640), los territorios del imperio portugués en América también pasaron a estar bajo el gobierno de la casa de Austria:

  • Brasil

Asia y Oceanía.

  • Capitanía General de las Filipinas (1565-1898): también conocida como las Indias Orientales Españolas, estaba compuesta por el archipiélago de las Filipinas, incluidas las islas de Mindanao y Joló, a pesar de que estas no fueron subyugadas hasta el siglo XIX
  • Islas Carolinas y las Marianas (principalmente Guam)
  • También incluyó pretensiones sobre Sabah, en el norte de Borneo hasta 1885. Múltiples territorios ocupados temporalmente por España (como Brunéi durante setenta y dos días en 1578) también formaron parte de la Capitanía General de las Filipinas. Protectorado sobre Camboya (1597-1599): brevemente controlado cuando un grupo de aventureros españoles y portugueses colocaron en el trono al rey Barom Reachea II y le hicieron aceptar un protectorado español, pero tanto el monarca como sus partidarios extranjeros fueron asesinados por musulmanes malayos dos años después. Gobernación de las Molucas (1606-1663): un protectorado sobre el sultanato de Tidore (1526-1545; 1580-1663) y en la mitad de la isla de Ternate (1606-1663), además de algunos asentamientos menores en el resto de las islas Molucas, la costa de Papúa y el norte de Célebes, en Indonesia. Gobernación de la Formosa (1626-1642): ubicada en el norte de la isla de Taiwán con el propósito de comerciar con China, formó parte del Virreinato de Nueva España durante 16 años.
  • Santa Cruz: (1595): único asentamiento de corta duración en las islas Salomón
  • Nueva Jerusalén (1606): breve establecimiento de un colonia en Vanuatu
  • Isla de Amat (1772-1775): breve ocupación de Tahití
  • Durante la Unión Ibérica (1580-1640), España también pasó a abarcar los asentamientos del imperio portugués en Asia:
  • Estado da Índia (1580-1640): a pesar de su nombre y de que su capital era la ciudad india de Goa estaba formado por todas las posesiones portuguesas en el Índico y en el Pacífico desde Mozambique hasta Japón e Indonesia. Golfo Pérsico y Mar Rojo: varias fortalezas, puertos y ciudades ocupados por los portugueses desde los que controlaban el comercio en Oriente Medio. Además, los reinos insulares de Ormuz y Queshm eran vasallos de Portugal. Mascate (1580-1640), Ormus (1580-1622), Queixome (1580-1622) y Comorão (1580-1615).
  • Portugal estableció y conquistó múltiples ciudades y puestos comerciales en los modernos Estados de India y Bangladés: Diu (1580-1640), Surate (1580-1612), Damão (1580-1640), Baçaím (1580-1640), Salsete (1580-1640), Bom Bahia (1580-1640), Chaul (1580-1640), Goa (1580-1640), Honavar (1580-1640), Barcelore (1580-1640), Mangalore (1580-1640), Cannanore (1580-1636), Cranganore (1580-1640), Cochin (1580-1640), Coulão (1580-1640), Tuticorin (1580-1640), Negapatam (1580-1640), São Tomé de Meliapore (1580-1640), Paliacate (1580-1610), Masulipatão (1598-1610), Calicut (1580-1640), Hugli e Bandel (1580-1632) y Chittagong (1580-1640). Ceilão (Celilán) (1580-1640): la mayor parte de la isla de Sri Lanka llegó a estar bajo control portugués. Sirião (1603-1613): ciudad costera en Birmania.
  • Macau (1581-1640): puesto comercial en China abierto al comercio exterior. Tardó un año en aceptar el dominio español, hasta que se le confirmó la continuación de su monopolio comercial.
  • Malaca (1580-1640)
  • Nagasaki (1580-1587) y Dejima (1634-1639): puestos comerciales en Japón abiertos al comercio europeo.
  • Islas de las Especias: Portugal mantuvo bajo su control varias islas pequeñas en la actual Indonesia: Adonara (1580-1613), Amboina (1580-1605), Macasar (1580-1620), Solor (1580-1613), Flores (1600-1640), Timor (1580-1640).

África

  • Islas Canarias
  • Presidios norteafricanos (1479-finales del siglo XIX): asentamientos tomados por Castilla en la costa del norte de África para expandirse e intentar controlar la piratería berberisca: Santa Cruz de la Mar Pequeña (1479-1524):, Melilla (desde 1497), Cazaza (1505-1532), Mazalquivir (1505-1708; 1732-1792), el Peñón de Vélez de la Gomera (1508-1522; desde 1564, actualmente una plaza de soberanía española), Orán (1509-1708; 1732-1792), Bugía (1510-1555), el Peñón de Argel (1510-1529), Trípoli (1510-1523), Yerba (1521-1524; 1551-1560), Honaine (1531-1535), Bizerta (1535-1573), La Goleta (1535-1574), Túnez (1535-1574), Bona (1535-1540), Monastir (1541-1550), Susa (1541-1550), Mahdia (1550-1553), las Islas Alhucemas (desde 1559, actualmente una plaza de soberanía española), La Mamora (1614-1681), Larache (1610-1689). Ceuta (desde 1640, actualmente ciudad autónoma española) y las Islas Chafarinas (desde 1848, plaza de soberanía española).
  • Guinea española (1777 de jure/1843 de facto-1968): oficialmente cedida por Portugal por los tratados de San Ildefonso y El Pardo, inicialmente consistía en las islas de Fernando Poo (actual Bioko) y Annobón, sumándosele en 1885 la zona continental del Río Muni.
Mapa de las posesiones españolas en el Golfo de Guinea en 1897
Mapa de las posesiones españolas en el Golfo de Guinea en 1897 FOTO: La Razón (Custom Credit)
  • Sahara español (1884-1975 de facto/actualmente de jure): presencia española en varias factorías costeras a partir de 1885.
  • Protectorado español de Marruecos (1912-1956/1958): establecido en la zona costera mediterránea del norte de Marruecos.
  • Ifni (1860 de jure/1934 de facto-1969): territorio formado por la ciudad de Sidi Ifni y su hinterland.
  • Zona Internacional de Tánger (1923-1940; 1945-1956)
  • Territorios portugueses: Portugal controlaba múltiples colonias en las costas africanas, por lo general poco más que puestos comerciales fortificados o feitorías
  • Madeira (1580-1640): archipiélago en el océano Atlántico.
  • Cacheu (1588-1640): puesto comercial portugués para el comercio de esclavos a orillas del río homónimo, en Guinea-Bisáu.
  • Cabo Verde (1580-1640): archipiélago atlántico.
  • Costa do Ouro (1580-1640): varios fuertes en el moderno país de Ghana.
  • Capitanía da Angola (1580-1640): pequeños asentamientos bajo control portugués en la costa y a lo largo del río Cuanza (principalmente Luanda y más tarde también Benguela) en la moderna Angola.
  • Mozambique (1580-1640): puestos portugueses en la costa del moderno Mozambique, además de territorios en el interior del país, en la región de Zambezia, y por varios fuertes en el este de Zimbabue.
  • Somalia (1580-1640)

Europa

Mapa con los dominios de la dinastía de los Austrias durante el siglo XVI
Mapa con los dominios de la dinastía de los Austrias durante el siglo XVI FOTO: La Razón (Custom Credit)

Además de España y las Islas Baleares, así como Portugal entre 1580 y 1640

  • Países Bajos españoles (hasta 1714): los actuales países de Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos, y parte de los territorios del actual norte de Francia, como Artois, Ardenas, Mosela, Norte-Paso de Calais, y parte occidental de Alemania como Bitburg-Prüm.
  • Franco Condado (hasta 1678): territorio situado en la zona centro-oriental de Francia. Charolais (hasta 1684): territorio situado en la zona centro-oriental de Francia
  • Reino de Nápoles (hasta 1714)
  • Reino de Sicilia (hasta 1714): constituido por las islas de Sicilia y Malta (esta última donada a los Caballeros Hospitalarios en 1530).
  • Cerdeña (hasta 1714; 1717-1718 de facto)
  • Ducado de Milán (1535 de facto/1559 de jure-1715): también conocido como el Milanesado.
  • Marquesado de Montferrato (1533-1536): en el noroeste de Italia, bajo ocupación militar española.
  • Marquesado de Finale (1602-1707): ubicado en Liguria, norte de Italia.
  • República de Siena (1555-1557): Ocupada militarmente antes de ser cedida a los Médici
  • Estado de los Presidios (1557-1707): en la costa noroeste de Italia, dependía directamente del virrey de Nápoles.

¿El mayor imperio del mundo?

Sin embargo, no, no fue el mayor imperio de la historia de la humanidad, aunque sí de la citada época, desde el descubrimiento de América, en 1492, pero sobre todo a lo largo de los siglos XVI, XVII, XVIII e inicios del XIX, hasta que se empezaron a producir los procesos de independencia de los países hispanoamericanos, que culminaría en 1898 con la pérdida de los últimos territorios de Cuba y Filipinas.

Cabe la duda de si sumando las posesiones portuguesas en el corte periodo de tiempo que “funcionó” la Unión Ibérica sí que pudiese tratarse del mayor del mundo. Teniendo en cuenta que el Imperio portugués tuvo 10,4 millones de kilómetros cuadrados de superficie, con Brasil como epicentro económico y geográfico, sumados a los 20,4 españoles, estaríamos con 30,8 millones de kilómetros cuadrados, solo por detrás del imperio británico. Sin embargo, en esta distopia es difícil saber si la suma de ambos en su máximo apogeo coincidió con el periodo de máxima extensión de ambos imperios, así que dejaremos este ejercicio de “política-ficción” para otro momento.

En cualquier caso, oficialmente y por extensión, por delante de España estuvieron el Imperio Británico, que llegó a ser el más extenso de la historia de la Humanidad, aunque sus dominios no fuesen contiguos geográficamente, sino que se repartían por los cinco continentes. Alcanzó en su época de máximo esplendor, la década de los 20 del pasado siglo, 33,7 millones de kilómetros cuadrados y una población de más de 500 millones de habitantes, lo que llegó a suponer casi un cuarto de la población mundial en 1938. Además del propio Reino Unido el Imperio Británico incluía la India, Australia, Canadá y buena parte de África.

En segundo lugar si situaría el Imperio mongol, con una superficie de 33 millones de kilómetros cuadrados, fue el mayor imperio de territorio continuado de la historia de la Humanidad, siendo su periodo de máximo apogeo el siglo XIII, momento en el cual alcanzó una población de 110 millones de personas que, en un mundo mucho menos habitado que el actual, sí que llegó a suponer un 25% del total mundial en el siglo XIII. Ocupó China y Mongolia, parte de la actual Rusia, Turquía, Irán o Irak y parte de la Europa oriental. Gengis Kan fue su creador al unificar a todas las tribus mongolas.

En el tercer puesto del podio si sitúa el Imperio ruso, con 22,8 millones de kilómetros cuadrados que incluían toda la actual Rusia, Alaska, parte de la antigua Persia o Manchuria además de las actuales Finlandia o Polonia, alcanzó su época dorada entre 1721 y 1917, cuando se produjo la Revolución rusa. Su población llegó a ser de 176 millones de personas, un 9,8% del total mundial en 1917. Albergó en sus fronteras más de 100 grupos étnicos diferentes, aunque la etnia rusa componía el 44% de la población.

La historia del imperio portugués es paralela a la del español y nace a partir de las conquistas logradas por los descubridores lusos en sus viajes marítimos. En este caso, comenzó a forjarse en el siglo XV, durante la conocida como era de los descubrimientos, con la conquista de Ceuta en 1415 y terminó en 1999 con la entrega de Macao. Los barcos portugueses al mando de Enrique el Navegante exploraron la costa oeste de África, llevando a cabo conquistas. Se fue extendiendo por territorios de África, América, Asia y Oceanía llegando a ocupar en 1815 10,4 millones de kilómetros cuadrados de superficie, con Brasil como epicentro económico y geográfico. Precisamente con la independencia del país carioca en 1822, se inició el declive portugués, aunque aún en el siglo XX mantuvo Angola, o Mozambique.