Historia

¿Hacia dónde apunta el dedo de Cristóbal Colón de Barcelona?

Este monumento se alzó sobre una columna de 52 metros de altura

Colón
ColónHistoria de Iberia Vieja

Fue otro hijo de la Exposición Universal de 1888. Inaugurado por la reina regente María Cristina, el monumento a Colón se alzó sobre una columna de 52 metros de altura –la estatua mide otros siete– con el índice señalando a América.

El Descubridor del Nuevo Mundo se plantaba así en el Viejo de acuerdo con el diseño de Gaietà Buïgas y el concurso de los mejores escultores de la época. Si queremos sentirnos como en la isla de Guanahani, solo hace falta subir a su privilegiado mirador en un cómodo ascensor.

Y, hablando de exposiciones universales, la plaza de España, abajo, vino al mundo en 1929 con motivo de un evento de esta naturaleza. El proyecto fue elaborado por Puig i Cadafalch y Guillem Busquets y rematado por Antoni Darder.

Se trata de la segunda plaza en extensión de España, tras la Mayor de Madrid, y desde ahí podemos contemplar en lontananza el Palacio de Montjüic, obra también de 1929 y sede, desde 1934, del poderoso Museo Nacional de Arte de Cataluña.