Jonas Brothers: "Nos ha costado reconciliarnos"

El grupo vuelve con la publicación de nuevo disco, «Happiness Begins», el próximo 7 de junio y con un documental sobre su vida en Amazon.

Los hermanos (de izda. a dcha.) Joe, Kevin y Nick Jonas vuelven juntos con álbum y gira. Foto: Peggy Sirota

El grupo vuelve con la publicación de nuevo disco, «Happiness Begins», el próximo 7 de junio y con un documental sobre su vida en Amazon.

A sí son las cosas entre hermanos. Un día te enfadas y dejas de hablarte pero siempre están ahí si quieres volver. The Jonas Brothers no son en absoluto diferentes a eso. Kevin, Joe y Nick son, en la distancia corta de un hotel de Madrid, tres jovenes que han vivido mucho para su edad, que cumplieron su sueño quizá demasiado pronto y que, después de ser superestrellas y de escapar a la maldición que persigue a las estrellas infantiles de Disney, algo dejó de funcionar entre ellos. «No había esa magia que se suponía entre nosotros, esa química que nos impulsó a hacer canciones desde el principio», explica Joe a este diario junto a sus hermanos. Sobrevivieron a los focos aunque el grupo engulló a la familia. Hace seis años cancelaron un disco y una gira que ya estaban en marcha. Tenían que volver a empezar. Ahora publican, bajo ese espíritu, «Happiness begins», álbum queverá la luz el 7 de junio.

¿Familia o grupo?

Buena parte de la culpa de su regreso la ha tenido también un documental que estrenará Amazon Prime Video el 4 de junio, con la felicidad también por título: «Chasing Happiness», sobre sus subidas y bajadas, su historia como hijos del pastor de la iglesia y su fulgurante ascenso a ídolos infantiles primero y juveniles después. «Llegamos a tener un momento de confusión. No sabíamos qué iba antes, la familia o el grupo. Y por el miedo a sufrir un grave problema, decidimos parar», explica Nick. Su relación personal se vio resentida y no ha sido fácil recuperarla: «Mmhh... Llevó su tiempo –dice Joe y ríen todos a la vez–. Nos ha costado reconciliarnos porque, ya sabes, las relaciones de hermanos tienen sus altos y bajos. Tuvimos que esforzarnos». Todo comenzó con una conversación promovida por Nick, el que puso punto y final al grupo en 2013. «Tenía que ser él y afortunadamente lo hizo. Le estamos muy agradecidos por ello. De esas experiencias se nutre el disco y el documental: necesitábamos contar nuestra historia, ser capaces de volver a trabajar juntos. Sobre eso hemos reflexionado mucho en el álbum», dice Kevin. La cuestión es cómo, al contrario que otras estrellas Disney como Justin Bieber, Miley Cyrus o Demi Lovato (sobre la que nos piden que no preguntemos) ellos evitaron los escándalos y la vergüenza ajena. «En nuestro caso, estábamos viviendo un sueño y esa es una situación con la que no puedes enfadarte. El tiempo pasaba rápido pero era lo que siempre habíamos deseado», dice Joe. Resistieron a pesar de ser unos niños: «Creo que tenemos una familia muy fuerte, que sabíamos que estábamos bajo los focos y que cuando ha habido algún rumor siempre nos hemos apoyado unos a otros. Y es que cuando hemos querido decir algo no hemos acudido a la Prensa, lo hemos hecho en canciones», dice Joe.

«Salvo a Kevin los primeros años, no fuimos a la escuela sino que no educaron en casa. Y esos valores han sido la clave. En mi caso, por ejemplo, llevo trabajando desde los siete años. Eso nos ha obligado a ser adultos antes de tiempo. Aunque ahora parece que vamos hacia atrás, queremos pasarlo bien, ser de trato más fácil y... no sé, ser un poco menos adultos», añade Mick. Todos ríen aunque en el fondo conceden que las cosas podrían haber salido peor. Pero después de haber vivido varias vidas, parece que ahora saben cómo vivir la que quieren: «Ahora sí que sabemos cómo puede funcionar. Lo tenemos muy claro. Sabemos cómo se puede construir el futuro del grupo. Siendo primero una familia». Ojalá que sea verdad y que «Happiness Begins».