MENÚ
domingo 16 junio 2019
23:17
Actualizado

El Real, un teatro para todos

Al éxito de la represdentación con pantalla en el extreior de “La traviata” el viernes se unió ayer una masiva jornada de puertas abiertas en el coliseo. Hay hambre de ópera.

  • La ópera más representada de la historia sacó ayer a la calle en España a miles de enamorados del drama de Verdi, que aplaudieron a rabiar viéndola como "hermanas pequeñas" del Real a través de pantallas gigantes.
    La ópera más representada de la historia sacó ayer a la calle en España a miles de enamorados del drama de Verdi, que aplaudieron a rabiar viéndola como "hermanas pequeñas" del Real a través de pantallas gigantes.
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de mayo de 2015. 22:42h

Comentada
Madrid. 9/5/2015

Más de 3.300 personas se acercaron hasta la Plaza de Oriente para poder disfrutar de las instalaciones del coliseo, en el que han podido visitar todos los espacios públicos y disfrutar, en la sala principal, en pantalla de alta definición, de vídeos explicativos del interior de la zona técnica y de la historia del centro de la lírica más importante de España. El público hizo largas colas desde primera hora de la mañana y aguantó el calor con buen humor. Era una continuidad lógica a una jornada triunfal que empezó el viernes con una representación única de “la traviata”.

La ópera más representada de la historia sacó ayer a la calle en España a miles de enamorados del drama de Verdi, que aplaudieron a rabiar viéndola como "hermanas pequeñas" del Real a través de pantallas gigantes. El Real transmitió el montaje que tiene en cartel desde el 20 de abril, con dirección escénica de David McVicar, a instituciones culturales y plazas a todas las ciudades españolas que lo han pedido y organizó su propia fiesta en la plaza de Oriente, su forma de celebrar que 140 teatros de 35 países han acudido esta semana a ese coliseo a la Conferencia Internacional de Ópera Europa. El trío protagonista, formado por la soprano Ermonela Jaho, el tenor Francesco Demuro y el barítono Juan Jesús Rodríguez, salieron a saludar al balcón del Real al finalizar la representación en medio del delirio del público que había ocupado cada una de las 800 sillas dispuestas por el ayuntamiento de la capital y cada espacio libre, hasta llegar a la plaza de Ramales. Desde las nueve de la mañana, el Real ofreció en la pantalla gigante instalada en su fachada fragmentos de algunas de las óperas más conocidas, ante cuyos acordes se quedaban extasiados los turistas que visitan Madrid. A las siete de la tarde, ya con todas las sillas ocupadas, empezó "la diversión" y la plaza de Oriente se convirtió en el "popoloso deserto che apellano Parigi" de "La Traviata", porque, como les explicaba en un vídeo Ermonela Jaho, todos estaban invitados a la fiesta que iba a ofrecer esa noche en su casa y al famoso dúo del brindis, que se ha repetido varias veces con "karaoke" para "ir calentando". Una docena de actores ataviados como Violetta y Alfredo repartieron programas, explicaron la trama a los aficionados y se dejaron fotografiar por ellos, entre ellos la familia de Juan Jesús Rodríguez, que hace el papel de padre de Alfredo. ”Cantar aquí es muy especial, porque en este teatro nos conocimos mi mujer, Ana Pérez, y yo hace 17 años. Ella es bailarina y yo cantaba 'Turandot'. Este es un fiestón increíble", explicaba a Efe ante la mirada arrobada de su hija mayor, María. Más de 300 voluntarios de distintos coros de Madrid se mezclaron con los asistentes para ayudarles a corear el "Libiamo ne' lieti calici" de "La Traviata", el famosísimo dúo de Violetta y Alfredo, un reto para cualquier tenor.

Y si los espectadores de dentro del teatro se deshicieron en "bravos" al terminar la función, los de fuera disfrutaron con un excepcional "bis": el que hicieron los cantantes del brindis animando a toda la plaza a corearlo de nuevo. De la importancia de la ocasión, que coincide con la celebración de los Días Europeos de la Ópera, da cuenta que, por ejemplo, el Museo del Prado ha abierto sus puertas para que el público pudiera seguir en su auditorio la transmisión, algo que no había hecho en sus 196 años de historia. Se han llenado sus 350 butacas, como las del Museo Reina Sofía, las del Thyssen-Bornemisza, la Fundación Francisco Giner de los Ríos (Institución Libre de Enseñanza), el Centro Cultural Conde Duque, la Casa del Lector en Matadero, la Fundación Canal, el Instituto Italiano de Cultura de Madrid y el Institut Français. "Me gusta 'La Traviata', porque es muy agradable de ver y escuchar. Esta propuesta es muy original. Es como si fuera la 'hermana pequeña' del Real", explicaba una de las espectadoras en el Reina Sofía a Efe.

El Teatro de la Maestranza de Sevilla, el campus de IE University en Segovia, el Auditorio Francisco de Vitoria, el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, la plaza del pueblo de Monleras (Salamanca) o la plaza del Carmen de Granada, desde donde el propio alcalde, José Torres Hurtado, ha seguido la representación, han llenado todo el espacio que habían dispuesto para seguir la función. Además, la representación se ha ofrecido, de manera gratuita, a través de Palco Digital (www.teatro-real.com), Opera Europa (www.theoperaplatform.eu) en la web de Televisión Española (www.rtve.es) y en la de MiTele (www.mitele.es) de Mediaset, primera vez que ambas transmiten en directo un título de ópera. En Palco Digital ya se habían hecho transmisiones en directo en otras ocasiones pero ha sido la primera vez que la Opera Platform, presentada ayer como uno de los platos fuertes de la Conferencia Opera Europa, ofrece un contenido así. EFE

Últimas noticias