Trata de ganarlo, Carlos

F1 - PRE-SEASON TESTING 2020 - 1
Carlos Sáinz 21/02/2020 ONLY FOR USE IN SPAINFLORENT GOODEN / DPPI Media / AFP7 / Europa Press FLORENT GOODEN / DPPI Media / AF

Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki son dos míticos alpinistas muy afamados en su gremio y apenas reconocibles para el público en general, salvo por lo ocurrido en 2018. Ese año fueron reconocidos con el premio Princesa de Asturias de los deportes en detrimento de, entre otros, Carlos Sainz, que se llevó una buena decepción. La opción del piloto madrileño no era un brindis al sol envuelto en una bandera de España: venía de ganar su segundo Rally Dakar a la venerable edad de 55 años. Pues resulta que en este 2020 ha logrado su tercer Dakar, con 57 años y justo cuando se cumplen 30 de su primer título en el Mundial de Rallies y 40 desde que empezó a competir con un volante entre las manos. Logros que han llevado a la Real Federación Española de Automovilismo a presentar la candidatura de Carlos Sainz al Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Cuenta con el firme apoyo del mundo del motor y también del sentido común.

¿Por qué lo merece? Ganar en el deporte de élite es difícil. Hacerlo con treinta años de diferencia, casi imposible. Cuando Sainz ganó su primer Mundial de Rallies, allá por el año 1990, Butragueño era la estrella de la selección de fútbol, Rafa Nadal tenía apenas cuatro años y Marc Márquez aún no había nacido. Datos que sirven para poner en contexto la bestialidad que ha logrado Sainz ganando una competición como el Dakar después de tanto tiempo en activo. Eso solo se consigue con dos cosas: talento y perseverancia. Carlos no necesita conducir rápido para comer, ya tiene la luz pagada. Carlos se levanta cada día y entrena de forma salvaje porque ama el deporte, competir y superarse a sí mismo. Y lo adereza todo con una educación y un saber estar que resulta difícil no desear que este año se le reconozca con un premio que coronaría su brillante trayectoria deportiva.