Fútbol

Coronavirus

Los futbolistas piden garantías al Ministerio de Sanidad para regresar a la competición

La Afe pregunta también si los test a los que se someterán están autorizados teniendo en cuenta la demanda social respecto a esas pruebas

Fútbol.- La AFE pide la suspensión total de partidos en España por el coronavirus
David Aganzo charla con Irene Lozano, presidenta del CSDAFE (Foto de ARCHIVO)31/01/2020larazonAFE

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha trasladado a las autoridades sanitarias y deportivas su preocupación por la posibilidad de que el fútbol regrese a la competición. En una carta enviada al Consejo Superior de Deportes (CSD) y al Ministerio de Sanidad reclama que le den seguridad para regresar a la competición.

"Como colectivo, nos preocupa en un escenario de pandemia que ese proceso de incorporación a la rutina de la competición no esté marcado con unas normas claras y determinadas desde el Ministerio de Sanidad, que es el que nos da total garantía para que se eviten situaciones de contagios no deseables, con afectación a un colectivo concreto”, dice la AFE en su carta. Y argumenta su preocupación con ejemplos como el de la Real Sociedad, que pretendía comenzar esta semana sus entrenamientos, y el Fuenlabrada, que citó a sus jugadores para un control de peso.

"La salud es lo más importante, no como un elemento individual, sino como un sentido de la corresponsabilidad colectiva para todos los que participamos en el ámbito del fútbol, sin olvidar a nuestras familias”, dice la AFE en su comunicado.

El sindicato de futbolistas solicita que se concreten “medidas de prevención de riesgos laborales teniendo en cuenta que esta actividad se encuentra dentro de una grupal”. Y manifiesta su preocupación por lo que puede ser un uso abusivo de los tests de coronavirus, un bien escaso en estos momentos. “Los futbolistas quieren tener la certeza de la confirmación de si se pueden hacer por parte de las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta que hay una demanda por parte de la sociedad”, dice. “Son pruebas que deben conocer y autorizar las administraciones públicas”, añade.