El gol de Ansu Fati resucita su “pasado madridista” y revoluciona las redes

Una foto del jugador con una camiseta del equipo blanco ha provocado un gran discusión entre aficionados del Real Madrid y el Barça

El delantero hispano-guineano Ansu Fati se convirtió anoche en el jugador más joven en anotar un gol con la selección española Absoluta tras lograr marcar el 3-0 en el partido ante Ucrania de la Liga de Naciones. El jugador del FC Barcelona, que el pasado jueves debutó con la ‘Roja’ de la mano de Luis Enrique Martínez en el duelo ante Alemania, logró este hito con tan sólo 17 años y 311 días, poniendo fin a una marca que tenía en su poder Juan Errazquin desde 1925 con 18 años y 344 días.

El joven futbolista brindó una primera parte magistral, provocando el penalti del 1-0 y posteriormente entró en los libros de historia con el tercer tanto tras un desborde en el área y un potente disparo con su pierna derecha lejos del alcance de Pyatov.

Sin embargo, ni la brillantez de su juego ni su histórico gol ha copado hoy las redes sociales. El pasado madridista del jugador culé cuando era solo un niño y su foto con la elástica del equipo merengue han sido los verdaderos protagonistas generando un gran revuelo en redes que ha llevado a una agria discusión entre merengues y culés.

Las frases «Se nota que Ansu Fati es madridista desde pequeño», o “¡Gran madridista y futuro de la selección” publicadas por un usuario en Twitter acompañada por la famosa foto encendió la mecha hasta convertir en viral un supuesto pasado madridista del jugador culé.

Mucho se había hablado ya de este supuesto pasado madridista pero su golazo de anoche ha vuelto a sacarlo a la palestra. Al parecer la camiseta del Real Madrid corresponde a la peña madridista Sextacampeones de Herrera. Cuando el Sevilla descubrió su fichaje por el Barça lo dejó sin jugar y esta peña madridista cuyo presidente era amigo de su padre le ofreció su equipo para que se mantuviese activo.

El futbolista lleva en la Masía desde los 10 años y la foto correspondería a un partido de fútbol sala disputado con nueve años pero el jugador nunca llegó a estar en las categorías inferiores del equipo blanco. Sus padres emigraron de Guinea buscando un futuro mejor y viajaron hasta Marinaleda, donde fueron acogidos por Juan Manuel Sánchez Gordillo, que dio empleo a su progenitor. Desde entonces el jugador blaugrana mantiene una gran amistad con el polémico alcalde andaluz, lo que también ha generado un intenso debate en redes.