Tour: Kwiatkowski y Carapaz triunfan abrazados en la meta

Los dos corredores del Ineos entraron juntos en la meta, sonrientes y festejando una victoria que era de los dos. Aunque el ganador fue Kwiatkowski, el triunfo iba dedicado a Nicolas Portal

Como Hinault y Lemond en 1986. Así, abrazados, entraron en la meta Richard Carapaz y Michal Kwiatkowski, compañeros de escapada y compañeros en el Ineos. Igual que el francés y el estadounidense de hace 34 años. Pero esta vez no había trampa, ni peleas internas, ni sombras de sospecha entre los dos. Ni eran rivales bajo el mismo maillot.

Kwiatkowski y Carapaz eran los supervivientes de la escapada de la que se fueron descolgando algunos por debilidad y otros, como Pello Bilbao, porque su equipo le necesitaba para otras tareas.

El polaco y el ecuatoriano se pasaron el último kilómetro festejando una victoria que era de los dos y que su equipo, el Ineos, llevaba persiguiendo desde que supo que Egan Bernal no estaba para pelear el triunfo final.

Carapaz lo ha intentado tres días seguidos. Poco le ha faltado para conseguir un triunfo tan buscado, pero prefirió dejar la gloria para su compañero. Al final de la jornada los dos tenían premio. Kwiatkowski subió al podio como ganador de etapa. Carapaz, como el nuevo líder de la montaña.

Era una victoria muy buscada por el Ineos, que necesitaba alguna buena noticia que le alegrara la vida. En los últimos meses, el recorrido del equipo británico está lleno de desgracias. Y el abandono de su líder, Egan Bernal, resulta irrelevante en comparación con los padecimientos del equipo. En septiembre de 2019 diagnosticaron un cáncer de próstata al «inventor» del equipo, el mánager David Brailsford. Meses después, en marzo de 2020, fallecía de un paro cardiaco el director deportivo, Nicolas Portal. Le quedaba poco menos de un mes para cumplir los 41 años. El francés estuvo detrás de los triunfos de Chris Froome, Geraint Thomas y de Egan Bernal el año pasado.

«Mucha gente se pregunta si lo estamos haciendo bien en este Tour y algunos piensan que lo hacemos mal porque nos falta Nico. Es cierto que le echamos mucho de menos, pero tenemos que acostumbrarnos. Es difícil describir lo que siento, le echo mucho de menos, pero estoy convencido de que estaría orgulloso de nosotros, nos sigue inspirando mucho, es una victoria dedicada a él», confesaba Kwiatkowski después de su victoria. «Es incomparable con otras victorias, no sé si por la magia del Tour o por la forma en la que le hemos logrado. Pero estos tres días hemos luchado con todas las fuerzas para ganar», añadía.

El Ineos necesitaba una sonrisa, la que lucían Carapaz y Kwiatkowski al entrar en meta. Trabajaron para conseguir el premio. El ecuatoriano permitió que ganara el polaco. Ahora es el turno de Kwiatkowski de devolver el favor a Carapaz. «Me ha dejado ganar y él se queda con el maillot de puntos, haré todo lo posible para que él gane ese maillot», asumía el ganador. «El ciclismo es un deporte de equipo y ganar así es muy especial. Kwiatkowski ha sacrificado muchos triunfos individuales para el equipo y estoy muy emocionado por él», le respondía Carapaz en las redes sociales.

«Ha sido una victoria espectacular, desde el inicio queríamos ganar la etapa y colectar puntos para la montaña. Ha sido un trabajo colectivo del equipo y hemos decidido de forma conjunta que él ganaba la etapa y yo el de la montaña. Ahora que lo tenemos vamos a defenderlo», aseguraba el ecuatoriano.

Ellos peleaban por la etapa. Detrás, estaba en juego el podio del Tour. Y Mikel Landa se movió para acercarse a esa tercera plaza que ahora ocupa Miguel Ángel López. Landa lo intentó desde lejos, en el ascenso del último puerto de primera, cuando quedaban más de 30 kilómetros para el final. No consiguió despegarse mucho, pero nadie puede decirle que no lo ha intentado. Pensaba en que Pogacar o Supermán López saltarían con él, pero se marchó y su diferencia nunca se acercó al minuto.

Él y Pello Bilbao trabajaron después para despegar a Richie Porte, que había pinchado en el tramo de «sterrato». Pero el australiano regresó al grupo y los favoritos entraron juntos. Roglic ve más cerca el primer puesto en el podio de París.