Así celebró su equipo el triunfo de Pogacar

Matxin en el coche y los auxiliares en meta enloquecieron con el triunfo del esloveno

El triunfo de Pogacar sorprendió a todo el mundo. También a su equipo, que enloqueció de alegría cuando el esloveno cruzó la meta y ya se comprobaba que las diferencias con Roglic le iban a dar el amarillo. El director deportivo, Matxin, enloquecía en el coche, se llevaba las manos a la cabeza y se abrazaba a los auxiliares que lo acompañaban siguiendo a Pogacar.

En la meta, junto al camión del equipo, los auxiliares saltaban y se abrazaban festejando un triunfo que nadie nadie imaginaba. “Vamos", se escuchaba en el camión. “Best time, best time", decía Matxin antes de “enloquecer” por el triunfo de su corredor.