¿Puede acabar el coronavirus con el deporte?

Alerta: Mirotic, Cristiano Ronaldo, el número uno del golf, Dustin Johnson, han dado positivo en los últimos días. En el Giro, dos equipos se tuvieron que retirar por el Covid-19

En el mes de marzo estalló definitivamente en Europa la crisis por el coronavirus, que ya había pegado duro en China o Japón y lo estaba haciendo en Italia y muy poco después en España. Se multiplicó por todos lados y el deporte profesional se detuvo prácticamente al completo. Pasados los primeros momentos más complicados, se fue reactivando: así, se pudieron jugar casi todas las ligas de fútbol (menos la francesa, que decidió no hacerlo), la Champions en agosto y en una misma sede, la NBA en al “burbuja” de Disney, el tenis con decenas de medidas, la ACB, el golf, el Tour aunque fuera de su fecha habitual... Los Juegos Olímpicos, el mayor evento deportivo del mundo, se aplazaron a 2021, como la Eurocopa de fútbol, y competiciones como la Euroliga, el Europeo de Atletismo o Wimbledon se suspendieron definitivamente en 2020.

El deporte se hizo un hueco como pudo, pero ahora, en plena segunda ola, vuelven las dudas y se multiplican los contagiados. En los últimos días además son varios de los deportistas más importantes los que han dado positivo en Covid-19, por lo que se multiplica el ruido. Cristiano Ronaldo en la concentración de Portugal, por lo que no podrá jugar esta noche ante Suecia y se perderá también varios partidos con la Juventus, incluso puede que el de Champions contra el Barcelona, aunque debería llegar. “Desde el lunes estamos totalmente confinados aquí. Entramos, nos hicieron test y no ha entrado nadie más. En la primera concentración no tuvimos problemas, pero aquí pasó algo y no fue por no cumplir las reglas. No ha sido aquí donde le ha atacado el virus”, opinó Fernando Santos, el seleccionador luso. CR está asintomático; pero antes incluso de esta noticia, en el Serie A se estaban planteando ya crear una especie de “burbuja” para que la liga no pare, ante la evolución de la pandemia.

El mismo día que Cristiano dio positivo la estrella del Barcelona de baloncesto Mirotic. Hace unos días, su compañero Abrines se planteaba en redes sociales: “Entonces ... ¿Alguien se va a encargar de la salud de los jugadores o simplemente seguimos jugando como si nada?”. Lo dijo en un momento en el que los casos se multiplicaban, como por ejemplo el técnico azulgrana Jasikevicius o los ocho del Zenit de San Petersburgo, que obligaron a suspender sus partidos contra Valencia y Baskonia. La Euroliga, ante el calendario apretado, había decidido dar estos encuentros por perdido al equipo ruso por 20-0. Para que no le sucediera lo mismo, el Khimki, donde también hay una plaga, jugará contra el Real Madrid y el Baskonia sólo con ocho jugadores disponibles. No pueden permitirse volver a suspender la competición, aunque finalmente, dada la gran cantidad de positivos y críticas, la Euroliga dio marcha atrás no dará el partido por perdido en estos casos, se buscará la manera de poder jugarlos. También está apurando el Giro de Italia, donde dos equipos al completo, el Jumbo y el Mitchelton, se retiraron tras registrar varios casos, lo mismo que han tenido que hacer ciclistas de forma individual como Simon Yates y Michael Matthews. La carrera italiana peligra.

El deporte se está teniendo que reinventar para eludir al virus, con los nuevos formatos (Champions) o las medidas de la Euroliga, pero como la situación llegue a la de marzo tendrá que parar y habrá un colapso, porque las consecuencias económicas también son importantes, con equipos como el Barcelona cerrando el año con pérdidas por primera vez en su historia. Dustin Johnson, el número uno del gol, se ha unido a la lista de positivos y no podrá competir en la CJ Cup. “Obviamente, estoy muy decepcionado. Deseaba realmente competir esta semana, pero ahora haré todo lo que pueda para regresar lo antes posible”, dijo. No será el último.