La tragedia de Van der Wiel: “Los ataques de pánico me han perseguido durante más de un año”

Tenía un futuro brillante como futbolista pero su salud mental frenó su carrera. Ahora cuenta su calvario.

Gregory van der WielInstagramLa Razon

Gregory van der Wiel tenía una prometedora carrera por delante. Despuntó como lateral en el Ajax, fue titular de Países Bajos en la final del Mundial de Sudáfrica ante España y jugó en el Paris Saint-Germain.

Sin embargo, su carrera se truncó. Tras cuatro años en el conjunto galo, pasó por Fenerbahçe y Cagliari antes de marcharse a la MLS. Allí jugó una temporada en las filas del Toronto FC antes de sentir que llegaba el fin de su carrera.

Tras año y medio apartado del fútbol, el RC Waalwijk neerlandés anunció su fichaje pero no llegó a debutar. Ahora, con 32 años, sigue sin jugar y se ha atrevido a contar al mundo la tragedia que ha vivido en los últimos años.

“Quiero aprovechar este momento y explicarles a todos lo que he estado lidiando el año pasado: ataques de pánico y ansiedad. Al principio no quería hablar de eso porque la sociedad creaba este estigma en torno a la salud mental, pero ahora veo que compartir mi historia es algo poderoso” ha escrito en un mensaje colgado en Instagram en el que invita a leer la historia completa de su calvario en su página web.

En un duro relato, el lateral diestro narra que a veces pensaba que le estaba dando un infarto y creía morir. “Fui a diferentes hospitales y visitó varios médicos para hacerme todo tipo de revisiones y la conclusión fue que todo estaba bien. Tras esta confirmación empecé a centrarme en el aspecto mental, en el que sigo trabajando hasta el día de hoy”, cuenta.

“Como futbolista profesional -añade-, siempre tuve la presión de mostrar lo mejor de mí mismo, sin importar cómo me sintiera realmente. Siempre pongo mis emociones a un lado y eso es algo que se ha ido acumulando después de todos esos años. Frustración, ira, decepción, tristeza, lo he dejado todo a un lado y seguí con mi vida y mi carrera. Los últimos años de mi carrera no han sido fáciles”.

El jugador asegura que sus problemas mentales aumentaron tras acabar su contrato con Toronto, del que dice que fue “forzado” a salir.

Van der Wiel ha querido lanzar también un mensaje de esperanza. “Ahora estoy mejor. El amor por el juego todavía está aquí, nunca se fue. Por eso estoy tratando de volver a la cancha pase lo que pase y soy muy afortunado de haber encontrado un club que está dispuesto a ayudarme a que esto suceda. RKC Waalwijk me recibió con los brazos abiertos y se ofreció a ayudarme con todo” afirma antes de agradecer el apoyo de su director técnico.