Muere Maradona: así era vivir con él, según su hija: “Disney y neuropsiquiátricos...”

Giannina la, hija pequeña del astro argentino, describió como era la vida junto al mito más grande de Argentina y del fútbol

Gianinna Maradona y su hijo Benjamin Agüero, de vacaciones en Formentera.

La relación de Maradona con sus hijas no siempre ha sido la mejor, pero ellas, durante su internamiento en el hospital, mostraron su cariño. Gianinna es la pequeña y con las palabras de Serú Girán le mostró su amor cuando parecía que su padre había superado el peor percance: “Aunque te abraces a la luna, aunque te acuestes con el sol, no hay mas estrellas que las que dejes brillar, tendrá el cielo tu color...”, escribía en Instagram

Y continauba: “No estes solo en esta lluvia, no te entregues por favor, si debes ser fuerte en estos tiempos, para resistir la decepción, y quedar abierto, mente y alma.

Yo estoy con vos.

Si te hace falta quien te trate con amo.

Si no tienes a quien brindar tu corazón,

Si todo vuelve cuando mas lo precisas,

Nos veremos otra vez...""

En su Instagram, además, recogía una imagen de ella y su hermana con su padre en un paseo en cochecito y días antes había celebrado los 60 años de su padre: “Desde la cuna hasta la eternidad...Mi gran confidente. El mejor cómplice. Desde que siempre le de la mano a mamá, me ate los cordones antes de subir a una escalera mecánica hasta que acelere en las curvas y siempre baile hasta el amanecer”, escribía,

Disney y también neuropsiquiátricos. Tangos en vez de cuentos para dormir. Lo disfrute en cada etapa de mi vida, algunas veces más cerca que hoy pero menos lejos que mañana. Mi gran ejemplo de todo lo que si y todo lo que no.A quien admiro, ayer hoy y siempre. Quien me enseño a perdonar, a perdonarme. A perderme para volver a encontrarme y empezar de nuevo. Felices 60 al huracán que con 31 años me sigue llamando pompón. Mi escorpiano favorito, tan terco y real, el papá más auténtico del mundo que podía elegir para vivir esta vida”, escribía.

“Es cierto que se ama hasta el final, que siempre se puede volver a empezar y que es mejor morir de pie que vivir de rodillas. Gracias por enseñarme tanto. Abrazo nuestros defectos y virtudes.Te celebro, te extraño y TE AMO para siempre!Feliz cumpleaños PA”. No podía imaginar que el final estaba tan cerca.