“Inútil, bollicao, eres lo peor”: la pesadilla de dos gimnastas en el CAR de León

Claudia Jaimez y Carla Vilasánchez denuncian la presión con el peso y los “castigos” cuando un ejercicio salía mal

Carla Vilasánchez y  Claudia Jaimez
Carla Vilasánchez y Claudia JaimezInstagramLa Razon

Dos gimnastas del equipo nacional han decidido dar un paso la frente y han hecho públicos presuntos insultos y trato vejatorio por parte de alguna entrenadora del CAR de León. Se trata de Claudia Jaimez y Carla Vilasánchez, que se han hartado del trato de las entrenadoras del centro, no sólo hacia ellas sino hacia sus compañeras. Asegura que lo sacan a la luz porque que no quieren que en su deporte se pueda llegar a puntos extremos como los que se han vivido en Estados Unidos.

“Recibíamos insultos como bollicao, mazapán... Y más allá de posibles problemas con el peso también nos llamaban inútiles, nos decían que no valíamos para nada, te van a echar del equipo nacional, eres peor que las niñas pequeñas...”. Así relatan ambas su día a día en el Centro de Alto Rendimiento de León.

Claudia asegura que la seleccionadora nacional, Alejandra Quereda, estaba al tanto de lo ocurrido en la capital leonesa, “pero nunca salió en nuestra defensa”.

Las gimnastas, menores de edad, han denunciado el caso junto a sus padres en el Consejo Superior de Deportes. “Nos contestaron que pondrían una cámara con micro en las salas del CAR de León. Que sentían lo que me había pasado”, según recoge el Diario Marca.

Sin embargo, desde el cuadro técnico del Centro de Alto Rendimiento de la capital leonesa niegan esas acusaciones y ya han puesto el caso en manos de sus abogados.

Un directo en Instagram

Todo comenzó cuando el pasado 30 de diciembre, Claudia Jiménez decidió realizar un directo en Instagram en el que repasaba su experiencia en la selección y también su paso por el Centro de Alto Rendimiento de León. Directo al que se sumaría su compañera Carla.

A través de su perfil en la red social, la gimnasta relataba como las entrenadoras insultaban a las niñas y le gritaban a ella con perlas como: “inútil, mazapán, bollicao, eres de lo peor del equipo nacional, te van a echar en breve, una benjamín lo hace mejor”. Fue entonces cuando la ex gimnasta Carla Vilasánchez entró en el directo para afirmar que sufrió el mismo trato e incluso peor que Claudia.

Ambas afirman que este trato venía de Ruth Fernández a quien tenían miedo y que se sentían incapaces de contar la situación que estaban viviendo “por temor a que las sacara del equipo nacional”.

Así que, según relatan, entrenaban en un constante estado de ansiedad. Cuentan también como las sometían al método del “repeat”. Es decir, cuando no les salía algo les ponían la música en bucle y debían repetirlo una y otra vez. “Era una forma de aislamiento”, aseguran.

Los kilos eran otro arma de presión. Claudia relató como, tras una exhibición en la que le salió mal un ejercicio de pelota, le dijeron que estaba gorda y tenía que bajar de peso. Carla, por su parte, ha confesado que ahora está entrenado en el Club Acordes pero le da miedo volver a ponerse un maillot por todo lo que le hicieron sufrir en León con el peso.

Las gimnastas han recibido duras críticas, incluso por parte de algunas de sus compañeras, pero también muestras de apoyo de quienes aplauden su valentía por sacar a la luz una situación que en el mundillo se considera un “secreto a voces”.