Marc Márquez vuelve en Portimao tras su lesión: ¡Que viene el coco!

El piloto del Repsol Honda tiene el alta médica y llega al Mundial con dos carreras de retraso pero con un panorama muy favorable para remontar

Marc Márquez, entrenando durante estos meses de recuperación del hombro derecho
Marc Márquez, entrenando durante estos meses de recuperación del hombro derechoTwitterLa Razón

En una de sus últimas publicaciones en Instagram, Marc Márquez presentaba la nueva versión de una bebida energética y, en el vídeo, se ve cómo se lleva la lata a la boca para beber con el brazo derecho con toda naturalidad. En cualquier otro momento este detalle hubiese sido una tontería sin importancia, algo normal, pero después de nueve meses lesionado y, considerando que hace cinco semanas no era capaz de levantar una pesa de más de tres kilos con esa articulación, el detalle es de la mayor importancia. Y es que el húmero derecho que se partió en Jerez en el mes de julio ha mejorado muchísimo. La última operación con injerto vascular fue un éxito y el piloto del Repsol Honda Team ya tiene el alta médica para volver a competir.

Por eso ayer anunció bien temprano su regreso de manera oficial la próxima semana en el Gran Premio de Portugal. Marc estará en el circuito del Algarve el jueves para atender a los medios y el viernes a las 10:55 todo el mundo estará pendiente de su reaparición en la primera sesión de entrenamientos libres. «En la revisión realizada a Marc Márquez por el equipo médico a los 4 meses de la cirugía por pseudoartrosis infectada de húmero derecho, se ha constatado una evolución clínica muy satisfactoria, con un evidente progreso en el proceso de consolidación ósea. En la situación actual se considera que el paciente puede volver a la competición, asumiendo el riesgo razonable implícito a su actividad deportiva», decía el comunicado del equipo, después de que los doctores encendieran el semáforo a Márquez.

«¡Estoy muy feliz! Ayer pasé visita con los doctores y me dieron luz verde para volver a la competición. Han sido 9 meses difíciles, con momentos de incertidumbres y altibajos, y ahora, por fin, podré volver a disfrutar de mi pasión. Nos vemos la próxima semana en Portimao», avisaba el seis veces campeón del mundo de MotoGP.

La espera para él ha terminado y lo mismo sucede con el respiro para el resto de competidores. Todos decían públicamente que preferían tener a Marc en la pista y ahora su «deseo» se va a cumplir. Márquez empieza el campeonato dos carreras después que el resto, aunque mirando a la clasificación, las cosas no podrían haber ido mejor para él en el doble arranque de Qatar.

El líder es Zarco, un piloto que nunca ha ganado una carrera en MotoGP y que no tiene la solidez suficiente para luchar por el título. El francés está al frente con 40 puntos, gracias a que Viñales y Quartararo, que sí son más serios candidatos al Mundial, se han repartido los triunfos. El campeón, Mir, sólo ha sumado 22 puntos, así que Márquez está a tiempo de todo. Eso sí, llega sin pretemporada y tendrá que coger ritmo y competir a la vez.