Escándalo por una nadadora trans que ha roto todos los récords femeninos: ¡No nos engañas.. ¿Esto es justicia?!

La nadadora de 22 años, que ya compitió como hombre, vuelve a ser blanco de las críticas por considerar su participación un “robo” para las mujeres deportistas.

Lía Thomas
Lía Thomas FOTO: Twitter La Razon

Las consecuencias que la participación de atletas trans tiene para el deporte femenino vuelve a ser objeto de debate en Estados Unidos. Lia Thomas, una nadadora transgénero de 22 años, ha generado una gran polémica tras batir todos los récords de mujeres en la Universidad de Pensilvania (Penn). Antes de realizar su transición compitió durante tres años como hombre, con el nombre de Will Thomas.

La universidad informó a principios de diciembre que Lia había batido todos los récord en estilo libre 200 metros y estilo libre 500 metros.

Se desconoce cuándo Thomas hizo la transición de hombre a mujer, pero la nadadora compitió como hombre en noviembre de 2019 y las reglas de la NCAA exigen al menos un año de tratamiento de supresión de testosterona para ser elegible para competir como mujer, según informa de New York Post.

“(La natación) es una gran parte de mi vida y de lo que soy. Nado desde que tenía 5 años”, dijo Thomas.

Su caso se produce meses después de que el Departamento de Justicia argumentara que las leyes en Arkansas y West Virginia que prohíben a los atletas que nacieron como hombres competir en deportes femeninos eran inconstitucionales pero la polémica sigue muy viva en Estados Unidos.

“Los padres estallan: No es justo”

Los padres del equipo de natación femenino de la Universidad de Pensilvania han estallado y exigen a la NCAA que cambie las reglas que han permitido a la nadadora transgénero Lia Thomas dominar la competencia, declarando que ‘aquí está en juego la integridad de los deportes femeninos’, según recoge DailyMail.com. Los padres de unos 10 nadadores enviaron una carta la semana pasada a la NCAA y la remitieron a los funcionarios de la Ivy League y la Universidad de Pensilvania. “Lo que está en juego aquí es la integridad del deporte femenino”, escribieron en la carta que publica en exclusiva el diario británico.

“Se está sentando un grave precedente. Uno en el que las mujeres no tienen un espacio protegido y equitativo para competir, es una amenaza directa para las atletas femeninas en todos los deportes. ¿Cuáles son los límites? ¿Cómo está esto en línea con el compromiso de la NCAA de proporcionar un entorno justo para los estudiantes-atletas? “Es responsabilidad de la NCAA abordar el asunto con una declaración oficial”, continúan los padres.

“Como organismo rector, es injusto e irresponsable dejar la responsabilidad en Lia, los compañeros de equipo de Lia, los entrenadores de Lia, el atletismo de UPenn y la Ivy League. Y es injusto e irresponsable para Lia permitir que los medios dicten la narrativa sin la participación de la NCAA “. La NCAA aún no ha respondido a la carta.

Los familiares de las deportistas prefieren mantener su anonimato por miedo a represalias: ‘Las nadadoras tienen sentimientos encontrados. Muchos de ellos quieren hablar, pero no lo hacen porque creen que los condenarán al ostracismo. Todo el mundo tiene miedo”, afirmó una de las madres.

Los padres recuerdan que pagan 80.000 dólares a la Universidad y exigen que al menos se respete la igualdad de oportunidades.

¡No nos engañas!

La polémica tampoco ha pasado desapercibida en España. Desde la Alianza contra el Borrado de las Mujeres ha denunciado, una vez más, el “robo” que supone que atletas trans participen en competiciones femeninas. “Ni con la ayuda de Biden y sus leyes, quien se hace llamar “Lia Thomas” conseguirá engañarnos. Sus marcas no son récords deportivos femeninos, @Penn. Las deportistas que compiten con bases injustas deben comenzar a revelarse. Se lo deben a las generaciones futuras”, denuncian en su perfil oficial de Twitter, en el que muestran su apoyo a las familias de las compañeras de Lia.