Deportes

El gran regalo de Reyes para el Real Madrid y Pablo Laso

Gabriel Deck está muy cerca de regresar al conjunto blanco tras ser cortado por los Thunder. Se marchó la temporada pasada a la NBA cuando era un jugador fundamental en la rotación blanca

Gabriel Deck, en su primera etapa en el Real Madrid
Gabriel Deck, en su primera etapa en el Real Madrid FOTO: SERGEI ILNITSKY EFE

El Real Madrid de baloncesto puede recibir con un poco de retraso un gran regalo de Reyes: la vuelta al equipo de Gabriel Deck, que en la parte final de la temporada pasada dejó el club blanco para iniciar su aventura en la NBA. Ahora, según adelanta “Jugones”, el acuerdo para el regreso del argentino está muy cerca y podría anunciarse en breve. Sería un acuerdo por lo que queda de curso y dos más, y pasaría reconocimiento médico la próxima semana.

Se trata de un movimiento del que se empezó a hablar en cuanto se supo que Gabriel Deck iba a ser cortado por los Oklahoma City Thunder. La franquicia tenía de plazo hasta el 10 de enero para romper el contrato del argentino, que no estaba garantizado hasta el final de temporada. Finalmente lo hicieron y el jugador quedaba libre para volver a Europa.

Deck quiso el curso pasado empezar su experiencia NBA y no pudo rechazar una oferta de casi 4 millones de dólares por jugar los últimos partidos de Liga Regular. Económicamente era muy tentador, y el alero se fue y disputó sólo 10 partidos, firmando 8 puntos y 4 rebotes de media.

La idea es que esta temporada fuese más importante, pero su participación ha sido muy baja, con sólo 7 partidos y casi sin anotar. Finalmente Oklahoma le bajó el pulgar y entonces volvió a entrar en escena el Real Madrid.

El jugador pagó la cláusula de salida al club blanco con la ayuda de los Thunder y se habló de que la relación podía no ser del todo buena con el Madrid, pero parece que el argentino va a volver al club en el que se dio a conocer en Europa. Se marchó siendo un jugador importantísimo para Laso y determinante tanto en Liga Endesa como en Euroliga.

Va a ser un gran refuerzo para los blancos, que todavía no han podido contar con Trey Thompkins este curso, después de que la recuperación de su operación de rodilla se esté demorando más de lo esperado.