MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
19:29
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Jugarse la vida para nada

  • Jugarse la vida para nada

Tiempo de lectura 2 min.

27 de agosto de 2018. 02:54h

Comentada
Javier Trinidad/ @Javiertrinidad.  27/8/2018

Por si Fernando Alonso necesitaba una razón más para dejar la Fórmula Uno, ahí estaba el atribulado Hulkenberg para recordarle que el riesgo es real, que se juega el pellejo en cada carrera, en cada circuito. Puedes hacer bien tu trabajo, ir por tu trazada, frenar a tiempo...hasta que de repente llega otro piloto por detrás y te lanza por los aires. Suerte que estaba el famoso halo, porque a Leclerc le pudo salvar la vida. A Fernando, los reflejos (vio venir a Hulkenberg) le prepararon para el impacto evitando males mayores. Ah, dirán algunos, el riesgo forma parte del estratosférico sueldo que cobran los pilotos de F-1. Claro, y Alonso es el primero en asumirlo, pero jugártela para pelear por los puntos no tiene ningún sentido a estas alturas de su carrera deportiva. No es cuestión de tener el bolsillo lleno para las cinco próximas generaciones de tu familia, ni mucho menos. De hecho, Alonso buscará la adrenalina y el riesgo el próximo año en la IndyCar estadounidense, una competición infinitamente menos segura que la Fórmula Uno. Por si había dudas.

Es evidente, con un coche así no merece la pena seguir. Pero ¿y con uno que pudiese pelear por el podio o incluso ganar todavía alguna carrera? Lo siento, pero no entiendo lo de Fernando Alonso y Red Bull. Más allá de que en la escudería nieguen la oferta (yo creo a Alonso), me cuesta asimilar que Fernando haya sido capaz de rechazar el coche que pilota Daniel Ricciardo. Un monoplaza que, en sus manos, las mejores para la mayoría, aún habría sido mejor. No iba a ganar el Mundial, se justifica Fernando. ¿Y? Ha estado cuatro años aguantando de todo por si sonaba la flauta en la escudería McLaren. Con un monoplaza Red Bull al menos se habría retirado compitiendo, con podios e incluso con alguna victoria. Habría sido bonito, Fernando.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs