Deportes

Borja Garcés, delantero del Leganés, se fuga a una boda antes del partido con el Tenerife

El jugador pidió permiso al club y al técnico. No se lo concedieron y decidió marcharse a una celebración a Melilla. El “Lega” perdió 1-2

Borja Garcés, jugador del Atlético de Madrid cedido al Leganés
Borja Garcés, jugador del Atlético de Madrid cedido al Leganés FOTO: CD LEGANÉS CD LEGANÉS

El protagonista de la derrota del Leganés ante el Tenerife (1-2) no fue ninguno de los jugadores con los que Asier Garitano contó en el Municipal de Butarque. El delantero Borja Garcés decidió marcharse a una boda en Melilla, su tierra natal, sin el pertinente permiso del club o de su técnico Asier Garitano. “Es una aberración y una auténtica barbaridad. Y no lo voy a consentir con ningún jugador. Mientras yo esté aquí no va a volver a jugar”, indicó Garitano sobre Garcés en la conferencia de prensa posterior a la derrota. “Hace dos días me pide permiso para asistir a una boda hoy. No se lo doy. Creo que vuelve a pedírselo al club y que se le dice que no puede ser. Y, sin permiso, hoy a la mañana no viene y se va a una boda a Melilla”, afirmó el técnico.

Garcés, de 22 años, está cedido en el Leganés por el Atlético, equipo al que pertenece y con quien realizó la pasada pretemporada. Sin embargo, el joven melillense no convenció a Diego Pablo Simeone y acabó buscando un club cerca de casa para contar con minutos. Este sábado hubiera sido un jugador importante para el Leganés que tiene a sus otros dos delanteros lesionados: Sabin Merino y Jon Bautista. El club pepinero no atraviesa su mejor momento en la Liga SmartBank, donde ocupa la vigésima posición con 10 puntos de 36 posibles.

Garitano se mostró muy enfadado con la decisión tomada por su futbolista. “No se lo voy a consentir absolutamente a nadie. Sea un jugador querido por mi o que yo no quería. No acepto esas situaciones absolutamente de nadie. Estemos como estemos y pase lo que pase ese chico ahora mismo, y mientras yo esté en este equipo, no volverá a vestir la camiseta del club”, indicó. Preguntado por la reacción del vestuario al conocerse la noticia, comentó ante los medios: “Se ha quedado esta mañana... imagínate. Es una cosa que yo no la había visto nunca. Yo sé lo que voy a hacer yo y ya está”. “El respeto lo tengo, absolutamente de todo el mundo. Además la situación de Borja no es una falta de respeto al entrenador, es una falta de respeto a todo el mundo. A mi, a los jugadores, al club, a la ciudad... a todos”, manifestó también al tiempo que aseguró no saber si podría romperse la cesión del futbolista por un caso como este.