Fútbol

Mundial de Qatar 2022: Iñaki Williams contra Cristiano Ronaldo con su abuelo pendiente desde Ghana

Jugó un amistoso con España, pero en el Mundial está con Ghana, país de origen de su padre, que saltó la valla de Melilla con su madre, liberiana, embarazada

Iñaki Williams, después de un partido con Ghana
Iñaki Williams, después de un partido con Ghana FOTO: LAURENT GILLIERON EFE

Iñaki Williams no lo ha tenido fácil en la vida. Algunas veces ha contado su dura historia: su padre es ghanés y su madre, liberiana. Ambos saltaron la valla de Melilla con ella embarazada, llegaron a Madrid, gracias a Cáritas se fueron a Bilbao y después se instalaron en Pamplona. Fue solo un primer paso, los problemas seguían, los padres tenían que trabajar e Iñaki y su hermano Nico estaban todo el día en la calle, jugando al fútbol con un vecino que era mayor y que le puso en contacto con el Natación, su primer equipo.

Javier Serrano fue su primer entrenador y recuerda cómo la semana en la que fueron a jugar la final de benjamines no lo localizaba para entrenar y tuvo que ir a buscarlo a su barrio, a los jardines de la Rotxapea. Le ayudaron en lo que pudieron y más, ahí y en el Pamplona, su siguiente destino: «Los llevábamos de vacaciones, íbamos a buscarlos, a traerlos, no les pedíamos lo que no podían dar y los cuidábamos muchísimo en temas de educación», recuerda Manolo Larumbe, presidente de su segundo club. Ese chico de mirada limpia, siempre sonriente, tenía unas cualidades físicas destacadas, habitualmente jugaba una categoría por encima de la que le tocaba y cuando echó cuerpo, porque primero «era un fideo», fue creciendo hasta llegar al Athletic Club para intentar cumplir su sueño. Cuando, años atrás, todos decían que de mayores querían ser bomberos o médicos, el pequeño Iñaki tenía claro que su intención era «ser futbolista de Primera» y devolver a sus padres lo que habían hecho por él. Su hermano Nico, más dotado técnicamente, siguió sus pasos y son compañeros de equipo, pero no de selección.

De España a Ghana

Nico está en Qatar con España: dos ratos en los últimos partidos de la Nations League fueron suficientes para convencer a Luis Enrique de que el pequeño de los Williams, de 20 años, podía ser muy útil en el Mundial. Iñaki, por su parte, había sido internacional sub’21 con la Roja e incluso llegó a disputar un amistoso con la absoluta ante Bosnia, pero ahí se quedó, no dio el salto para jugar grandes torneos ni encuentros oficiales (ya tiene 28 años) y desde Ghana le propusieron que se fuera con ellos. Su ídolo futbolístico es otro delantero africano: Samuel Etoo. Hubo una figura clave para que aceptara, como ha desvelado en una entrevista con «Marca»: fue su abuelo. «Él tiene 90 años, igual no ve otro Mundial. Ha trabajado mucho en su vida y me dijo que le gustaría mucho verme con Ghana en el Mundial e intentar llevarla a lo más alto. Por la distancia no he podido pasar mucho tiempo con él, no hemos disfrutado de nieto a abuelo. Nunca me había pedido nada. Se merece que pueda representar al país de mis padres, a la sangre que llevo, a mis ancestros. Es una decisión bien meditada».

Con Ghana ha disputado tres encuentros, 193 minutos, y todavía no ha marcado, aunque este curso lleva unos buenos números, con cinco tantos en 14 jornadas con un Athletic Club que es cuarto en la clasificación. La campaña pasada no fue en la que más puntería tuvo, con ocho dianas en Liga, pero sí fue el futbolista que logró la mayor punta de velocidad, empatado con el rayista Álvaro García: 35,4 kilómetros por hora. El debut con el conjunto africano fue en septiembre contra Brasil, y antes, en la concentración, tuvo que pagar la novatada con un baile que se hizo viral en redes sociales. “Iñaki es un excelente jugador y un nuevo miembro de la selección. Jugó bien en septiembre. Es un atacante de mucha fuerza que se mueve muy bien entre líneas y que tiene mucha inteligencia de juego. También posee un carácter muy firme y se ha integrado muy bien. Todo indica que va a dar más energía a nuestra selección. Estamos con buenas expectativas y esperemos que marque bastantes goles en la Copa del Mundo”, asegura el seleccionador, Otto Addo. En su estreno en un Mundial le esperan Portugal y Cristiano Ronaldo. Su abuelo estará muy atento a lo que suceda.