Deportes

Solari: "¿Karim? Un partido para enmarcar"

El técnico blanco y sus compañeros se rindieron a la gran actuación de Benzema ante el Espanyol. «Puede que sea mi mejor momento en el Madrid. Estoy con mucha confianza», asegura el francés

El técnico blanco y sus compañeros se rindieron a la gran actuación de Benzema ante el Espanyol. «Puede que sea mi mejor momento en el Madrid. Estoy con mucha confianza», asegura el francés.

Publicidad

Benzema consiguió ayer algo que le ha costado mucho desde que llegó al Real Madrid: poner a todo el mundo de acuerdo. Después de su soberbia actuación en el estadio del Espanyol no había discrepancias. Desde el entrenador hasta el último de sus compañeros alabaron el despliegue del francés en una de sus noches más completas desde que viste de blanco. Tampoco habrá disidentes entre los aficionados, porque ni el más crítico le podría encontrar un pero después de lo visto ayer. Marcó dos goles, con los que llega a quince esta temporada y se convierte en el máximo anotador de la plantilla, pero su doblete no fue lo más importante. Lo que de verdad fue clave es que estuvo en todos las zonas de ataque del Real Madrid y cada una de las decisiones que tomó fueron acertadas. A un toque y con su clarividencia desarboló al Espanyol y fue activando a sus compañeros. Lo agradecieron Lucas Vázquez, Modric, Bale cuando entró en el segundo tiempo y Vinicius, que le dejó al galo el balón para su segundo tanto. «Es un crack y ha hecho un partido de esos que nunca va a olvidar. Es muy fácil entenderse con él sobre el terreno de juego y además ha hecho todo lo posible para ayudarme en mi adaptación», reconocía el brasileño, que no se ve titular ahora mismo. «No lo soy, deberá jugar el que mejor esté en cada momento. Yo acabo de llegar», explicaba con una madurez no muy habitual a los 18 años. No necesitó el Madrid un grandísimo partido de su joven perla porque Benzema lideró una actuación de altísimo nivel de todos los madridistas.

Los blancos, de rojo en el barrio de Cornellà ayer, llevan tres partidos rozando el sobresaliente, aunque para Solari las cosas ya se estaban haciendo bien anteriormente. «Nosotros creemos que veníamos trabajando bien ya hace tiempo, aunque es cierto que los últimos partidos han sido muy buenos. En días así el mérito recae totalmente en los futbolistas, que se esforzaron, presionaron, fueron profundos... Fue un partido muy completo, hay que felicitarlos a todos», resumía el técnico, al que no le sorprendió lo que vio de Benzema sobre el césped. «Ha completado un partido para enmarcar. No es una novedad. Viene jugando a un altísimo nivel. No me sorprende, pero sí lo disfruto, igual que todos los aficionados, no sólo los hinchas del Real Madrid», apuntaba Solari.

Benzema no sólo habló en el campo con su fútbol, después de la ducha admitió que seguramente sea su mejor momento en el Madrid. «Estoy con mucha confianza. No me voy a operar el dedo; en el campo sólo pienso en jugar y así se pasa el dolor». confesaba el francés, capitán tras la sustitución de Ramos, que volvió a marcar y se quedó fuera al descanso tras una patada de Sergio García.