MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
23:59
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Valverde: «No vamos a desaprovechar una oportunidad por pensar en el Mundial»

Valverde sigue insistiendo en que Quintana es el líder del Movistar, pero no renuncia a nada

  • El corredor del equipo Movistar, Alejandro Valverde, hace un gesto hacia la cámara esta mañana en la primera jornada de descanso de La Vuelta 2018. Foto: EFE/ Manuel Bruque
    El corredor del equipo Movistar, Alejandro Valverde, hace un gesto hacia la cámara esta mañana en la primera jornada de descanso de La Vuelta 2018. Foto: EFE/ Manuel Bruque

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2018. 13:47h

Comentada
Domingo García Salamanca. 3/9/2018

Alejandro Valverde ha venido a la Vuelta a divertirse. Es lo que suele hacer. El Tour es tensión, obligaciones, la carrera española es para disfrutar. “Me divierto más en la Vuelta que en el Tour”, admite con una sonrisa. Y en la diversión también entra ganar, con triunfos parciales o absolutos. De momento lleva dos etapas y, aunque prefiere estar escondido en la lucha por la general, no descarta nada. “No vamos a desaprovechar una oportunidad por pensar en el Mundial. Por un poco más de desgaste que tenga aquí tampoco creo que pase nada”, admite. Pero tampoco tiene prisa. “Queda mucha Vuelta para coger el líder y para perderlo, no es una obsesión. Hay Vuelta para todo”, reconoce. “Estamos aquí porque así han salido las cosas, no es que hayamos sido capaces de medir, Alejandro hizo todo lo que pudo y se quedó a un segundo, Nairo se probó y sirvió para reconfirmar la igualdad que hubo entre todos. Ninguno de los favoritos se ha abierto a un lado, salvo Niibali -que se cayó en el Tour y ha llegado en pleno proceso de recuperación-”, admite el mánager del equipo, Eusebio Unzué. De momento, Alejandro está segundo a un segundo de Yates. Quintana es tercero, a catorce. Diferencias insignificantes cuando todavía queda mucha montaña por ascender. Como los Lagos de Covadonga, que llegan el fin de semana y donde Nairo piensa que se podrá ya tener una idea de lo que va a suceder en la carrera. “Puede ser la etapa más importante y la que haga más diferencias. Los espectadores no se van a aburrir”, asegura el colombiano. “El terreno más exigente va a ser en teoría el tríptico del próximo fin de semana, en León -La Camperona- y las dos etapas asturianas -Les Praeres y los Lagos-. Probablemente dejarán un panorama más claro de las opciones que tenga para ganar la Vuelta. Y en la gran crono apunta que Keldermann es el que puede recuperar terreno perdido”, añade Unzué.

Movistar se muestra en la Vuelta más relajado que en el Tour. “Son carreras muy diferentes. Las alegrías te las llevas en todas las carreras. El Tour es el gran objetivo, si te salen las cosas bien, has cumplido el año. Esa obsesión de todos los equipos de hacer algo importante en el Tour hace que la carrera vaya tan sumamente bloqueada. Es importante hacer quinto y cuando ataca el octavo no esperan a que haga el trabajo el líder”, explica Unzué. La tricefalia con Landa, Quintana y Valverde no funcionó porque tener tres líderes es como no tener ninguno. “El recorrido de la Vuelta es muy diferente, son finales muy exigente. Estamos corriendo bien. En el Tour lo intentamos, pero las fueras de los tres no eran como queríamos. Estamos corriendo bien, no sólo nosotros dos”, dice Alejandro en referencia a Quintana y a sí mismo. Al murciano le hubiera gustado vestirse de rojo en La Covatilla, pero hay objetivos mayores. Y el principal es que Nairo lo pueda lucir en el podio de Madrid. “Creo que es una gran oportunidad de ganar la carrera. Queremos seguir trabajando con el equipo así. El objetivo era el Tour y cuando no sale parece que no han hecho nada pero hemos llegado aquí con buenas piernas y voy a tener una nueva oportunidad”, explica el colombiano, que ya ganó la Vuelta en 2016. Las dos etapas que ya ha ganado Valverde dan tranquilidad al equipo. Es lo que le falta a Quintana, que reconoce que una victoria de etapa le daría “tranquilidad y alegría al cuerpo”.

“Gestionar es igual con dos líderes o con tres. Si hubiera estado Mikel [Landa] él hubiera sido otra opción más manteniendo su nivel. En el Tour no pudimos hacer ese juego de estrategia que en principio pensábamos. Creo que va a ser muy difícil que [Landa] llegue al Mundial, necesita el paso de días y eso le llevará a la normalidad. El problema es que no puede hacer un trabajo de intensidad para ir a un Mundial y menos a uno tan exigente como el de este año. La idea es ir con él a esas clásicas de Italia, las primeras después de la Vuelta y terminar hasta fin de año porque si no son seis o siete meses sin competir y es mucho”, explica Eusebio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs