Los empresarios siguen sin querer a Podemos dentro del Gobierno

CEOE y Cepyme apuestan por «explorar opciones moderadas». Los autónomos piden la abstención del PP para investir a Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante la firma del acuerdo de Gobierno
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante la firma del acuerdo de Gobierno

Podemos dentro del Gobierno, ni en pintura. Esta es la principal conclusión que se puede extraer de las declaraciones de las dos principales organizaciones empresariales de España, que ayer volvieron a repetir el mensaje que trasladaron a Pedro Sánchez en verano: «moderación». En aquella ocasión, las patronales llegaron incluso a pedir la repetición electoral (que se produjo el pasado 10 de noviembre) antes que un Gobierno de coalición del PSOE y Podemos. Precisamente ese es el escenario que han puesto sobre la mesa Sánchez y Pablo Iglesias, y contra el que los empresarios han empezado ya a moverse. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) emitieron ayer un comunicado conjunto en el que trasladaron a los partidos políticos la necesidad de que las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno «se aborden con sentido de Estado» y «anteponiendo el respeto y el cumplimiento del marco constitucional a los intereses particulares». En la misma línea se pronunció la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), que pide un «acuerdo de fuerzas moderadas y constitucionalistas que den la estabilidad necesaria». La organización que representa a medio millón de trabajadores por cuenta propia cree que los próximos días pasan por la responsabilidad de buscar un gran acuerdo, y piden directamente al PP que se abstenga por «responsabilidad» para facilitar un Gobierno del PSOE.

Desde CEOE y Cepyme recuerdan que «España suma ya más de 40 años de progreso ininterrumpido», por lo que hacen un llamamiento a la «responsabilidad de todos los partidos» para afrontar las principales preocupaciones de los españoles y para abordar los «retos y desafíos que tenemos por delante en un escenario de desaceleración económica». Para los empresarios, la principal vulnerabilidad de la economía española «es el elevado endeudamiento público que, unido a los compromisos de déficit derivados de la gobernanza europea, hacen que el rigor presupuestario sea un principio inaplazable de las políticas públicas». No obstante, estos principios de consolidación fiscal chocan frontalmente con las intenciones del futuro Gobierno entre PSOE y Podemos. De hecho, la propia Comisión Europea alerta de que España se desviará significativamente de sus compromisos de deuda y déficit.

Las patronales alertan contra la subida de impuestos

También lanzaron un aviso contra las subidas de impuestos a las empresas que planean Sánchez e Iglesias: «La política fiscal debe ayudar a la competitividad de las empresas, a su internacionalización e innovación y, sobre todo, favorecer la creación de empleo». Para ello, señalan, «se hace imprescindible, dentro de la diversidad de fuerzas, contar con un Gobierno estable y moderado». Insisten en que, como hicieron tras las elecciones generales del mes de abril, es necesario «explorar opciones de Gobierno que garanticen la estabilidad política y la moderación».