Coronavirus

La “estúpida” cuarentena del Reino Unido amenaza con provocar más recortes en las aerolíneas

La matriz de Iberia, Ryanair y easyJet consideran que la medida, que entra hoy en vigor, es “desproporcionada”. Han emprendido un procedimiento legal para tumbarla

Coronavirus crisis in London
Un avión de British Airways toma tierra hoy en el aeropuerto londinense de HeathrowSteve Parsons/PA Wire/dpa Steve Parsons/PA Wire/dpa

Cuando pocas cosas parecía que podían torcerse más para el sector aéreo, llegó Boris Johnson y su cuarentena. Desde hoy, los viajeros internacionales que lleguen al Reino Unido deben guardar un asilamiento obligatorio de 14 días a fin de evitar nuevos brotes de coronavirus procedentes del extranjero. Aquellos que se salten la medida serán sancionados en Inglaterra con 1.000 libras de multa (unos 1.107 euros), según anunció el pasado 22 de mayo la ministra británica de Interior, Priti Patel, aunque Escocia, Gales e Irlanda del Norte -el resto del Reino Unido- han establecido sus propias sanciones.

La medida, como en el caso de la impuesta por el Gobierno español, supone un verdadero jarro de agua fría para las aerolíneas, que consideran que se trata de una medida que puede tener efectos catastróficos. En unas declaraciones a BBC Radio 4, el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, ha asegurado que la cuarentena causará una “devastación” sin precedentes a los sectores de la aviación y el turismo británicos, y recordó que para los hoteles, restaurantes y atracciones turísticas julio y agosto son meses clave. “Afrontamos la pérdida de miles de empleos por una estúpida e ineficaz cuarentena”, ha sostenido O’Leary.

Posibilidad de más recortes

Las aerolíneas europeas han despedido ya a miles de trabajadores. Pero los recortes podrían no quedarse aquí. Johan Lundgren, consejero delegado de easyJet, la segunda mayor aerolínea “low cost” del continente y con importante presencia en España, ha advertido de que si la medida -que se revisará cada tres semanas- se prolonga en el tiempo, podría provocar el recorte de más puestos de trabajo. easyJet ya tiene en marcha un plan para reducir su plantilla un 30%, lo que supondrá la salida de 4.500 trabajadores.

La esperanza tanto de Ryanair como de easyJet es que el procedimiento judicial que han emprendido junto a la matriz de Iberia, IAG, contra la medida prospere. El holding al que también pertenece British Airways y sus rivales han remitido una carta al Gobierno como parte del proceso para pedir a la Justicia que revise su decisión de imponer una cuarentena. En la misiva, las aerolíneas aducen que la medida es “desproporcionada” e “injusta”. En declaraciones a la emisora londinense LBC, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha asegurado que esta directriz supone “un golpe terrible” para los sectores de la aviación y turístico.

A pesar de este contratiempo, O’Leary ha asegurado que, en el caso de Ryanair, en los planes de la compañía no está anular los viajes que puedan traer posibles turistas a lugares como España. Preguntado por esta posibilidad, el directivo respondió que “no, porque los vuelos de salida están completos. Los británicos están ignorando la cuarentena, saben que es una basura”, aseguró.