Coronavirus

La francesa SNCF confirma que no competirá con Renfe en el AVE al menos hasta la primavera que viene

El coronavirus ha impedido a la compañía tener listos los trenes para empezar a operar en diciembre

Economía/AVE.- SNCF empezará a competir con Renfe en los primeros meses de 2021 con un AVE 'low cost'
El primero de los trenes AVE de SNCF viaja hacia España RAILSPOTTING FR

Renfe seguirá sin competencia en la alta velocidad al menos hasta la próxima primavera. El operador público francés, SNCF, que tenía previsto comenzar a prestar servicio el 14 de diciembre, el mismo día en que el AVE será liberalizado, ha confirmado hoy que el coronavirus le va a impedir cumplir con sus planes. En un comunicado, SNCF asegura que ha tratado “por todos los medios” de mantener su compromiso de operar el 14 de diciembre pero se ha visto finalmente obligada a posponer su entrada con motivo de la crisis del COVID-19, “debido principalmente al retraso en la preparación del material rodante. Por una parte, los industriales no podrán mantener la planificación inicial por culpa de estos tres meses de medidas excepcionales y por otra, los ensayos y autorizaciones de los trenes han sido pospuestos”, ha explicado la compañía francesa.

Ante estas dificultades, SNCF asegura que va a poner “todo su empeño” para iniciar las operaciones en la primavera del 2021. No obstante, tampoco asegura que vaya a hacerlo en tal fecha. “SNCF quiere limitar el retraso a un tiempo equivalente a lo que dure la crisis sanitaria, aunque, a día de hoy, no se conozcan todavía todos los impactos”, ha asegurado.

SNCF, a través de su filial Rielsfera, junto con el consorcio formado por Ilsa y Trenitalia, fueron seleccionados a finales de pasado año por Adif para dar la réplica a Renfe en la alta velocidad ferroviaria una vez que el sector quede liberalizado en diciembre. Aunque su intención inicial era comenzar a operar en diciembre con un servicio “low cost”, semanas atrás ya dejó abierta la posibilidad de retrasar sus planes debido a la pandemia del coronavirus. Pese a que la pandemia ha retrasado sus planes, la compañía ya envió a comienzos de mes el primero de los nueve trenes de doble altura TGV Duplex adaptados a los sistemas de señalización y seguridad españoles que utilizará para competir con Renfe. En el caso de Ilsa-Trenitalia, ya anunciaron su intención de no opera al menos hasta comienzos de 2022.

La liberalización de la alta velocidad permitirá que estos dos operadores presten servicio en los corredores de Levante, del sur y del nordeste (Barcelona-frontera francesa). Hoy mismo, SNCF ha realizado a Adif su solicitud de “surcos”, esto es, la petición de horarios concretos para poner en circulación su oferta de trenes.