España pierde ocho millones de turistas y 8.100 millones en ingresos

En los dos últimos meses se han perdido 15 millones de turistas y 15.100 millones de euros. Junio tendrá el primer repunte en tres meses

La llegada de turistas extranjeros a territorio español siguió siendo nula en mayo, lo que ha provocado que España haya perdido en ese mes ocho millones de turistas y,en consecuencia, 8.100 millones de euros en ingresos por gasto turístico debido al cierre de las fronteras para frenar el coronavirus. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos de visitantes internacionales (Frontur) y del gasto turístico (Egatur) de mayo que vuelven a arrojar la misma foto que en abril: todo a cero. Si a las de mayo se añaden las cifras de abril, España habría perdido en estos dos meses más de 15 millones de turistas que gastan una media cercana a los 1.000 euros, con lo que la caída de ingresos por esta vía suma más de 15.100 millones de euros, que son los datos registrados en esos meses del año pasado.

Tras el decreto del estado de alarma, del 14 de marzo, el día 21 de ese mes se establecieron los criterios para la aplicación de una restricción temporal de viajes no imprescindibles desde cualquier país. Aunque sí están permitidos algunos viajes, como los de residentes en otros países para volver u otros por causa justificada, el reducido volumen de esos flujos y la imposibilidad de determinar su naturaleza “desaconsejan” su contabilización, dice el INE. Lo mismo ocurre con el gasto turístico asociado al flujo de visitantes internacionales con destino España o cualquiera de los desgloses de este indicador, que vuelve a dar cero, igual que en abril.

Las cifras acumuladas hasta mayo siguen estancadas en los números del primer trimestre del año: entre enero y marzo habían entrado en España 10,6 millones de turistas, frente a 14,2 millones en ese mismo periodo del año anterior. Los 10,6 millones acumulados este año suponen apenas un tercio de los 29,3 millones de turistas que habían entrado en España entre enero y mayo del ejercicio anterior. Ya en marzo se observó una caída brusca de las entradas de turistas (de 5,6 millones en ese mes de 2019 a 2 millones) como consecuencia del cierre de fronteras a mitad de mes y en abril no se registraron entradas. Las comunidades que más “perdieron” en mayo fueron Cataluña, Baleares y Andalucía, las primeras en el ránking de recepción de internacionales, que en ese mes del año pasado recibieron casi cinco millones de turistas.

Las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros (apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues turísticos) superaron las 295.000 en mayo, lo que supone un descenso del 96,8% respecto a las 9,1 millones de pernoctaciones registradas en el mismo mes de 2019. La estadística recuerda que desde el pasado 11 de mayo los hoteles y alojamientos turísticos se han podido abrir al público, con ciertas restricciones, a medida que los territorios en los que están ubicados alcanzaban, al menos, la fase 1 de desescalada. No obstante, dadas las limitaciones a la movilidad de la población como consecuencia del mantenimiento del estado de alarma, durante el mes de mayo sólo abrieron 19.647 de los casi 178.765 establecimientos extrahoteleros existentes en España, un 88,1% menos que en el mismo mes de 2019.

Los ceros han sido una constante en las estadísticas turísticas desde el inicio del confinamiento, por el cierre de fronteras, la prohibición de movimientos nacionales y la clausura de establecimientos hoteleros, pero en mayo ya se registró un leve movimiento en hoteles, apartamentos, cámpings, casas rurales y albergues. En mayo hubo 259.000 pernoctaciones en hoteles, que es una cifra insignificante si se relaciona con los 31,9 millones de ese mes del año anterior, pero los números empiezan a remontar porque desde el día 11 de ese mes los alojamientos turísticos pudieron abrir con ciertas restricciones a medida que los territorios iban pasando a la fase uno del plan de transición a la nueva normalidad. En junio ya no se verán ceros en las cifras de turismo por los avances en las fases de la desescalada y porque a partir del 21 de ese mes España abrió las fronteras con los países del espacio Schengen, excepto con Portugal, que se reabrieron este miércoles 1 de julio.