Banca March y Juan March de la Lastra, una entidad y un directivo a la altura de las difíciles circunstancias provocadas por la pandemia



España es uno de los países más afectados del mundo por la pandemia del coronavirus. Los datos oficiales de fallecimientos sitúan al país como uno de los líderes en el número total de fallecidos y en el ratio de defunciones por millón de habitantes

Muchas empresas han sabido reaccionar durante la pandemia y han ido tomando medidas encaminadas a garantizar la salud de sus clientes y trabajadores
Muchas empresas han sabido reaccionar durante la pandemia y han ido tomando medidas encaminadas a garantizar la salud de sus clientes y trabajadoresBanca March y Juan March de la LastraLa Razón

Durante las últimas semanas de marzo y las primeras de abril se registraron las cifrasmás altas de defunción y la situación parecía totalmente descontrolada, con serviciosmédicos colapsados, falta de material sanitario y muchas dudas sobre los protocolos de actuación.

No obstante, a medida que eso sucedía a nivel administrativo, la sociedadprincipalmente ha ofrecido un ejemplo de integridad, de orden, de solidaridad con sus iguales y es esto precisamente lo que ha llevado a que empresas y agenteseconómicos también pongan todo su empeño en reducir el impacto de la crisis sanitaria.

La crisis económica, una derivación de la crisis sanitaria

Durante semanas se ha estado planteando en los medios el debate entre salud y economía. Se trata de un debate complejo pero irreal, porque ambos ámbitos dependen entre ellos, sin salud y no hay economía, pero sin economía, la salud también se vemermada en el medio y largo plazo.

Muchas empresas han sabido reaccionar durante la pandemia y han ido tomando medidas encaminadas a garantizar la salud de sus clientes y trabajadores. Otras acciones se han centrado en la continuidad de la actividad económica, pero sin mermar la salud. Un ejemplo claro de esto es Banca March, con su presidente Juan March de la Lastra a la cabeza.

En una carta abierta enviada por el presidente a comienzos del confinamiento, justificaba las decisiones adoptadas con estas palabras: “Es en estos momentos de crisis e incertidumbre cuando las personas, las familias y las empresas deben dar lo mejorde sí mismas para estar a la altura de las circunstancias y responder así a lasdemandas y restos que la sociedad plantea”.

El ejecutivo y toda la empresa adoptaron desde los inicios del confinamiento decisiones claramente dirigidas a compatibilizar salud y economía, esto es, tratar de reducir lo máximo posible el impacto de la pandemia. Así, el grupo se puso a disposición de sus clientes reforzando los canales digitales y promocionando el uso de cajeros y pagoscon tarjetas, para evitar en la medida de lo posible los riesgos de exposición al virus.

Asimismo, la mayoría de los trabajadores han podido seguir realizando sus funciones habituales desde casa, exceptuando aquellos puestos básicos necesarios en las oficinas abiertas. El objetivo de Banca March ha sido claro desde el inicio: ofrecer a los clientesy trabajadores del grupo un escenario lo más normalizado posible para quecontinuaran con su día a día sin exponerse a la enfermedad.

Tras el escenario cercano al caos que se vivió durante semanas en España, el país parece poco a poco ir recuperando una cierta normalidad. Está todavía por ver cómo se va a ejecutar esa nueva normalidad. De lo que parece no quedar duda es de que España seenfrenta a una dura crisis económica en los próximos meses.

Por este motivo, Banca March ha hecho un esfuerzo en estos meses para estrechar aún más el vínculo con sus clientes y ha impulsado nuevas fórmulas para ofrecerinformación en clave de inversión, con especial énfasis en su web Manual delInversor.

Apoyo constante a clientes y trabajadores traducido en reconocimiento internacional

Las labores del grupo no se limitan únicamente a facilitar el uso de todos sus productos y servicios y ofrecer información encaminada a lograr el objetivo ambicioso de crecimiento conjunto de Banca March y sus clientes, sino que también se han puesto en marcha ayudas concretas de carácter financiero.

Las medidas dirigidas a clientes se han traducido en consejos sobre ciberseguridad en una época en la que se ha hecho más necesaria que nunca la banca electrónica y han crecido los intentos de ataque cibernético. A esto hay que sumar el adelanto del pago de las pensiones domiciliadas y de las prestaciones por desempleo, así como la gratuidad para las disposiciones de efectivo en todos los cajeros nacionales e internacionales y el aplazamiento sin coste de las compras realizadas con tarjetas de crédito de Banca March.

Los trabajadores de Banca March, muchos de ellos clientes también del grupo, se han beneficiado en estas semanas de productos de carácter financiero y social como la contratación de un seguro médico de hospitalización y post-hospitalización por Covid-19. Así, la entidad se establecía como tomador del seguro y asumía el coste de la prima.

A esto hay que sumar otra propuesta del grupo, la puesta en marcha de una cuentasolidaria para donaciones particulares que tiene por objetivo recaudar fondos paraorganizaciones que trabajan activamente para hacer frente a la enfermedad. Banca March también ha realizado donaciones a organismos públicos y a hospitales enmarcando esta ayuda en la póliza de seguro para investigaciones sobre el Covid-19.

La salida de la crisis sanitaria y económica a la que se enfrenta España va a depender de la colaboración conjunta de todos los sectores económicos. Banca March se está mostrando como un ejemplo de solidaridad para adaptarse a la nueva normalidad.