Coronavirus

El Gobierno de Sánchez incrementa la deuda pública en más de 70.000 millones en un año

El endeudamiento de las administraciones supera por segunda vez en la historia el 100% del PIB, hasta 1,25 billones de euros, un nuevo récord

Sede de el Banco de España
Sede de el Banco de España

La crisis del coronavirus y las políticas y medidas sociales tomadas por el Gobierno de Pedro Sánchez han llevado a la deuda pública a un nuevo máximo histórico, hasta alcanzar el 101,4% del Producto Interior Bruto (PIB), con el agravante de que en esta última contabilización todas las administraciones públicas –central, autonómica, local y también de la Seguridad Social– han disparado sus números rojos, según el último avance publicado por el Banco de España. Solo el Estado ha incrementado su endeudamiento en más de 65.616 millones de euros millones en el último año. En su conjunto, la deuda pública –que ha superado los 70.000 millones en los últimos doce meses– registró solo en mayo un incremento del 1,9% respecto al mes anterior, al sumar 23.124 millones de euros, hasta superar los 1,25 billones de euros, el máximo histórico de toda la serie.

La única vez que se superó el 100% del PIB fue en el primer trimestre de 2015, cuando España enfilaba ya el camino de la recuperación de la gran crisis financiera que se inició en 2008. En ese momento, llegó al 100,9% y, a partir de ahí, bajo el férreo control del gasto por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, la bolsa de deuda buen reduciéndose paulatinamente hasta situarse por debajo del 96% en 2019, para crecer de nuevo con la recuperación y estancarse en el 98,2% al final de su interrumpida legislatura. Desde entonces, y bajo la dirección de sendos gobiernos de Pedro Sánchez, los números rojos han ido engordando hasta llegar a 2020 con la peors crisis de deuda de nuestra historia por culpa de la crisis sin precedentes del coronavirus.

La deuda de la Administración General subió en mayo en 22.657 millones de euros respecto al mes de abril, hasta el máximo de 1,121 billones de euros, un 2% más, aunque respecto al año anterior repuntó un 6,7%, sumando más de 70.400 millones. Mientras, la deuda pública de las comunidades autónomas repuntó en mayo en 1.225 millones de euros, un 0,4% más, hasta 302.082 millones. En un año, la deuda regional creció un 1%. A su vez, los ayuntamientos elevaron por primera vez en meses su endeudamiento, un 0,9%, hasta los 24.438 millones, pero en tasa interanual sigue por debajo un 6,1%. Por su parte, los números rojos de la Seguridad Social se elevaron hasta los 60.024 millones –5.000 millones más que el mes anterior–, por lo que mantiene en récord histórico.

Este incremento de la deuda en mayo se debe al aumento del endeudamiento tanto del Estado, como de las comunidades autónomas, ayuntamientos y Seguridad Social, que han tenido que hacer un esfuerzo extra de gasto debido al impacto de la crisis del coronavirus. En el caso de la Seguridad Social, este repunte se debe a los préstamos que le ha concedido el Estado en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones, cuya factura mensual se acerca actualmente a unos 9.700 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica.

Según las estimaciones del Banco de España, en el escenario más moderado de caída del PIB por la crisis del Covid-19, la ratio de deuda pública se elevará en torno al 115% del PIB, mientras que en el más adverso podría superar el 120% del PIB. Ésta cerró 2019 en 1,18 billones, el equivalente al 95,5% del PIB, por debajo del objetivo que se había marcado el Gobierno del 95,9% del PIB. Para este año el Gobierno fijó una meta de reducción hasta el 94,65 del PIB, que sin embargo, como consecuencia de la crisis del Covid-19 se ha actualizado hasta elevarse la estimación al 115,5% del PIB.