Casi 4.000 nuevos funcionarios del Estado tras aprobar la oposición

La mayoría de plazas son para administrativos, que rejuvenecerán una plantilla con una media de edad de 52 años

La mayoría de las plazas de promoción interna son para personal de la Administración General del Estado
La mayoría de las plazas de promoción interna son para personal de la Administración General del Estado

Un total de 3.987 opositores han superado los últimos procesos selectivos en la Administración General del Estado (AGE), desarrollados por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), entre los que destacan 2.029 del Cuerpo General Administrativo, por ingreso libre, y 1.444 del Cuerpo General Auxiliar, por ingreso libre también. A estos aspirantes aprobados, y que se convertirán en nuevos empleados y empleadas públicos, hay que añadir 20 opositores que han superado los procesos selectivos en la Escala Técnica de Gestión de Organismos Autónomos, promoción interna; 381 del Cuerpo de Técnicos Auxiliares de Informática, ingreso libre, 21 del Cuerpo de Técnicos Auxiliares de Informática, promoción interna.

Además, 68 opositores han sido nombrados funcionarios en prácticas del Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información, ingreso libre; y 24, funcionarios en prácticas del Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información, promoción interna. Según las resoluciones firmadas por el Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública, Francisco Hernández Spínola, del total de 3.987 aspirantes aprobados, 242 corresponden al cupo de reserva por discapacidad.

Con estas incorporaciones la Administración General del Estado continúa cubriendo las plazas de las OPE convocadas. Los aspirantes aprobados en los últimos procesos selectivos de la Administración General del Estado se convertirán en nuevos empleados y empleadas públicos, en su mayoría jóvenes, que sustituirán al personal jubilado, rejuvenecerán las plantillas, actualmente con una media de edad de 52 años, y desarrollarán su carrera profesional en la AG.

En España hay 2,59 millones de empleados públicos, ya del Estado, de las comunidades autónomas o de las corporaciones provinciales y locales. Más de la mitad de ellos, 1,59 millones, son funcionarios, a los que hay que añadir otros casi 600.000 considerados personal laboral de las Administraciones Públicas, mientras que los 560.000 restantes están contratados de forma directa, «más o menos a dedo», como señalan los críticos con la fórmula que, por otra parte, utilizan a discreción las administraciones de todos los partidos políticos.

Las Administraciones Públicas perderán en los próximos cinco años 330.800 funcionarios por jubilación y, a lo largo de la próxima década, la previsión es que 905.100 alcancen la edad de retiro, lo que supone el 30% de la plantilla actual. Las cifras recogidas por un estudio de Adams Formación a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que la sangría de empleados públicos se elevará hasta 1,41 millones en los próximos 15 años, el 44% del total de 3.228.700 funcionarios con los que cuentan actualmente las Administraciones Públicas.

Actualmente, la edad media de incorporación al servicio público en la Administración General del Estado en de 35 años (en 2016 era de 33 años), mientras en el sector privado es de 26 años. Así, entre los ocupados menores de 30 años, hay un empleado público por cada 10 del sector privado, mientras que entre los ocupados de 50 o más años hay un empleado público por cada 3,4 del sector privado. Según el estudio, la Administración de la Seguridad Social se lleva el galardón a la plantilla más envejecida, ya que el 76% de sus empleados (19.800 trabajadores) tiene 50 o más años.