El Gobierno cancela los viajes del Imserso: “Sería una insensatez mantenerlos”

90.000 empleos amenazados por el fin del programa turístico para personas mayores. Agencias de viajes y hoteles perderán 350 millones de euros

El Gobierno ha acordado la cancelación de lo que queda de la temporada de los viajes del Imserso después de que llevasen meses suspendidos como consecuencia de la pandemia de coronavirus y trabaja ya en un nuevo programa adaptado a las nuevas condiciones para ofrecer todas las garantías a los usuarios. La cancelación se ha aprobado este martes en Consejo de Ministros, según ha avanzado el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una comparecencia en la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso.

“Sería una insensatez que el Gobierno ponga a viajar a millones de personas mayores en este momento de pandemia”, ha subrayado Álvarez, quien ha recordado que son los mayores los más cuidadosos y los que más se protegen del virus. Por ello, “no se puede tomar otra decisión que no sea suspender la temporada actual”, ha dicho el secretario de Estado, quien ha coincidido con la portavoz del PP en su preocupación por el sector turístico, que supone el 12% del PIB y al que hay que ayudar.

No obstante, ha pedido “no mezclar cosas”, porque -ha insistido- “hacer que miles de personas en este momento viajen para salvar al sector turístico creo que sería una insensatez”. Álvarez ha dejado claro que se cancela la temporada pero que el programa de turismo social para mayores, del que cada año disfrutan un millón de personas, ya que se trata de “un icono de este país”, una prestación para las personas mayores que se readaptará a las nuevas condiciones. Según ha precisado el secretario de Estado, cuando estalló la pandemia se encontraron con la “dificultad” de retornar “a más de 50.000 personas” que estaban disfrutando de estos viajes del Imserso. “Son viajes que desplazan a decenas de personas en los mismos autobuses y trenes, que conllevan el desplazamiento de mayores que en esta situación no se puede producir”, ha insistido Álvarez.

Álvarez ha recordado que el programa ya llevaba meses “en hibernación” y ha apuntado las dificultades que hubo para retornar a su hogar a más de 50.000 personas que se encontraban viajando cuando se declaró la pandemia. La cancelación ya se daba por hecha en el sector turístico, tal y como informó LA RAZÓN la semana pasada, lo que deja en el aire unos 90.000 empleos. Así lo adelantó el presidente de la Asociación de Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias, Íñigo Fernández, al afirmar que se suspenderíann los viajes para mayores del Imserso. “Me acaba de llegar un dato por WhatssApp: se suspende el programa del Imserso hasta septiembre de 2021, por lo que no va a haber Imserso este año”, señaló Fernández el pasado jueves 17 de septiembre en una comparecencia parlamentaria.

Pérdidas millonarias

Agencias de viajes y hoteles perderán en torno a 350 millones de euros por la cancelación del programa de viajes del Imserso de este año, que apenas pudo desarrollarse durante los meses de febrero y mitad de marzo, según estimaciones del sector. El presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, señaló que la suspensión definitiva del programa para este año anunciada este martes por el Gobierno, es una “malísima” noticia, porque permitía a agencias y hoteles salvar la temporada baja.

Los 350 millones son ingresos directos que dejarán de percibir hoteles y agencias por las casi 900.000 plazas del programa que han quedado sin vender, calculando una media por viaje de 400 euros (300 de media que paga el viajero y 100 adicionales que costea el Estado). A esas cantidades habría que sumar todo el negocio indirecto e inducido que genera el programa público. En el caso de las agencias de viajes, ha explicado Garrido, quienes compran una excursión del Imserso se convierten con frecuencia en clientes para otro tipo de viajes.

Y esta noticia tampoco ha convencido al sector hotelero. De hecho, desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, Cehat, se ha recordado que “resulta vital que no se deba renunciar a un programa que mueve millones de estancias y reparte riqueza por toda España en sus diferentes segmentos: turismo vacacional y circuitos. Lo más apropiado hubiera sido que el Estado hiciera una suspensión temporal y un aplazamiento del programa del IMSERSO”, ha afirmado la patronal hotelera, que recuerda al Gobierno que “se debe empezar a trabajar ya en un nuevo pliego de condiciones con una amplia dotación de recursos, por el efecto tractor y multiplicador que tiene el programa de mayores, que sería una de las palancas para la creación de la demanda”.

Aunque este programa de turismo de mayores no es el grueso de la facturación de las agencias, la suspensión ha venido a agravar una crisis en la que estas oficinas han perdido en torno al 90 % de los 25.000 millones de euros que factura anualmente este sector. Garrido entiende que el público al que se dirige el Imserso es población de riesgo pero lamenta que no se haya hecho un programa en paralelo para incentivar la demanda interna, en línea con lo que han hecho países como Italia, que ha ofrecido un bono de 300 euros a los nacionales para gastarlo en turismo interior.

Las agencias de viaje disponen de 9.500 puntos de venta en todo el territorio nacional y 70.000 empleados, según los datos de CEAV. Los balnearios españoles, por su parte, ven razonable la suspensión del Programa de termalismo y piden que se prorrogue el contrato para 2021, además de que se pongan en marcha algunos turnos como el programa piloto para el reinicio del programa con las máximas garantías de seguridad, informa Efe. Así se lo ha transmitido la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL) al Imserso, entendiendo que dado que en este caso el programa finaliza en noviembre no compensa poner en marcha la maquinaría administrativa a estas alturas del año.