Acuerdo para prorrogar la prestación por cese de actividad de los autónomos hasta el 31 de enero

Escrivá convoca de urgencia a las asociaciones de autónomos y amplía la cobertura de estos trabajadores

Se acababa el tiempo para cerrar un acuerdo sobre la prórroga de la prestación por cese de actividad de los autónomos. Pero en un esprint final por ambas partes, Ministerio de Seguridad Social y asociaciones de autónomos, se ha logrado: habrá cobertura hasta el 31 de enero. Para Lorenzo Amor, presidente de ATA, “el Gobierno ha rectificado a tiempo y hemos logrado salvar a miles de autónomos. Lo propuesto por el Ejecutivo ayudaba solo a 320.000 autónomos, mientras que nuestra contraoferta ayudará a 650.000”.

El acuerdo engloba la recuperación de las prestación por cese de actividad para aquellos autónomos que hasta el 31 de enero se vean obligados a cerrar sus negocios por decisión administrativa. Podrán cobrar el 50% de su base de cotización -en lugar de un 70% como era anteriormente- pero quedarán exonerados de las cotizaciones sociales, no solo en el mes en el que se produce la causa cesante, sino que podrán prologarse al mes siguiente. Asimismo se ha aprobado la prestación extraordinaria por cese cuando el trabajador por cuenta propia haya perdido en 75% de los ingresos de su actividad -entre octubre y enero-, incluso los que no hayan tenido una cotización mínima de un año o los que cotizan con la tarifa plana con una antigüedad inferior a un año siempre y cuando su facturación no supere el salario mínimo interprofesional (SMI). También los autónomos en pluriactividad tendrán acceso a la prestación, siempre que las retribuciones del trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia no superen 2,2 veces el SMI. De esta forma, se lograr incluir en este preacuerdo a cientos de miles de autónomos que se quedaban fuera de esta prórroga.

En su segunda parte, el texto también recoge la extensión de la prestación ordinaria por cese, que no podrán poner el “contador a cero”, pero los que hayan agotado el periodo que les corresponde como prestación contributiva, que suele corresponder a cuatro meses, la tendrán prorrogada de manera inmediata hasta el 31 de enero. Se beneficiarán todos aquellos que ya la recibían y los que a partir de ahora puedan demostrar unas pérdidas del 75% de su facturación. En este baremo se incluyen también a los trabajadores de pluriactividad. Finalmente, se han incluido en las ayudas a los autónomos de temporada -los que entre junio y diciembre de 2018 y 2019 han cotizado al menos 120 días y que no hayan estado dados de alta entre marzo y mayo de 2020-, que podrán beneficiarse de ellas durante los próximos cuatro meses si cumplen las condiciones firmadas.

Este acuerdo no parecía posible cuando a primera hora de la mañana las asociaciones de autónomos -ATA, UPTA y Uatae- habían denunciado que el Gobierno no había convocado a los representantes de los trabajadores por cuenta propia y que todavía no había un acuerdo cerrado sobre la prórroga de la prestación. Lorenzo Amor, en su perfil de Twitter, había afirmado que durante el fin de semana se habían intercambiado documentos pero sin llegar a un preacuerdo. “Creo que los autónomos merecen más respeto y consideración”. Los autónomos habían rechazado la última propuesta del Ministerio de Seguridad Social porque “no se pueden avalar unas medidas que no cubren las necesidades de los autónomos. Son muchos los que se quedarán sin poder acceder al cese de actividad”, resaltó, tras apuntar al Gobierno que “no se puede dejar a los autónomos atrás y tirados”.

Desde el Ministerio que dirige José Luis Escrivá se reaccionó a tiempo y activó los contactos con estas asociaciones, que finalmente se han plasmado en un preacuerdo que ha ampliado el paraguas para 1,6 millones de trabajadores por cuenta propia con una facturación menor que en 2019 y para los más de 300.000 autónomos con sus actividades cerradas. Según han confirmado desde ATA, “estamos a la espera del texto definitivo para ratificarlo. Hemos conseguido ampliar la cobertura y que prácticamente no dejemos a nadie atrás. Este es un buen acuerdo, hay que reconocer el esfuerzo realizado y ser justos”, explicó con satisfacción Amor.

Por su parte, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, reconoció que, con este acuerdo, “recogemos a la mayor parte de los autónomos en estas modificaciones que en la actual situación de fragilidad económica, puedan recibir ayudas tras el cierre por imperativo legal o por una bajada de facturación del 75%, tanto por cese de carácter ordinario como extraordinario”. El acuerdo será aprobado mañana en el Consejo de Ministros.