La cerveza y el alcohol le cuestan 113 millones a Hacienda

La recaudación en estos impuestos se hunde un 43% en los meses de verano por la caída del turismo

Los impuestos especiales al alcohol y la cerveza recaudaron durante los meses de julio y agosto un total de 119,48 millones de euros, lo que supone un 42,9% menos respecto a los 209,48 que ambos tributos aportaron a las arcas públicas en los dos principales meses de vacaciones de verano de 2019, previsiblemente debido a la caída de actividad del turismo y la hostelería como consecuencia de la respuesta del Gobierno a la crisis del Covid-19 y a la gestión de la temporada veraniega.

Así se refleja en los datos del informe mensual de recaudación correspondiente al mes de agosto, publicado por la Agencia Tributaria y recogido por Servimedia, en el que se observa que la recaudación conjunta de ambos impuestos fue de 58,38 millones de euros en julio, un 24,6% menos que en el séptimo mes de 2019, mientras que en agosto la caída de la recaudación, con 61,1 millones de euros, fue del 53,7% respecto al mismo mes del año anterior, cuando se ingresaron 131,99 millones.

Por separado, el impuesto especial sobre el alcohol aportó 40,28 millones en julio, un 7,4% menos que un año antes, y 39,2 millones en agosto, un 59,2% menos; mientras que el impuesto a la cerveza ingresó 18 millones, un 46,7% menos; y 21,9 millones en agosto, un 38,7% menos.

Acumulado anual

En términos acumulados en los ocho primeros meses del año, estos dos impuestos han aportado al erario una recaudación total de 573,9 millones de euros, un 16,4% menos en comparación con los 686,87 millones que habían ingresado en el mismo periodo de 2019.

De manera separada, el impuesto sobre el alcohol había logrado ingresar 395,53 millones hasta agosto, un 18,6% menos que en los ocho primeros meses de 2019 (486,18 millones), mientras que el impuesto a la cerveza proporcionó 178,37 millones de euros, un 11,1% menos que un año antes (200,69 millones de euros).

De esta forma, los datos registrados en julio y agosto han supuesto un vuelco en la evolución del impuesto sobre la cerveza, ya que hasta junio este tributo experimentaba un aumento del 5,7% en su recaudación respecto al primer semestre de 2019, siendo entonces el único impuesto especial, junto al de las primas de seguros, que tenían una evolución positiva durante este año marcado por el coronavirus en comparación con el anterior. Por su parte, el impuesto sobre el alcohol perdía ya un 8,8% de recaudación en junio, por lo que esta tendencia negativa se agudizó durante julio y agosto.

Al que le fue algo mejor aunque también con pérdidas fue al impuesto sobre el tabaco, que recaudó 4.191,5 millones de euros hasta agosto, tan solo un 0,7% menos respecto a los 4.222 millones de euros del mismo periodo del año anterior. De dicha recaudación, 1.895,9 millones de euros correspondieron al Estado, 2.244,2 millones a las comunidades autónomas, y 51,3 millones a los ayuntamientos.