Air Nostrum, segunda aerolínea que se plantea pedir ayuda al fondo de rescate

La compañía estudia diferentes opciones, entre las que baraja la herramienta que gestiona la Sepi

Tras Air Europa, Air Nostrum puede convertirse en la segunda aerolínea española en acudir al fondo de rescate para ayudar a la solvencia de empresas estratégicas habilitado por el Gobierno. La compañía no descarta acudir a este mecanismo para sortear los problemas de liquidez que le ha acarreado el coronavirus y garantizar así su viabilidad. La aerolínea está analizando la opción del fondo como los apoyos que le pueda facilitar la Generalitat Valenciana. En el terreno autonómico, ha mantenido reuniones con el Gobierno del socialista Ximo Puig para exponer la situación que vive el sector provocada por la pandemia del coronavirus y, de manera concreta, de la compañía, aunque por el momento no han alcanzado ningún acuerdo respecto a posibles ayudas, según han manifestado a Efe fuentes de Air Nostrum.

Estos contactos, que avanza este miércoles El Confidencial, se enmarcan en la línea de utilizar todos los mecanismos a su alcance dentro del nuevo marco legal surgido como consecuencia de la pandemia para hacer frente a la situación y tratar de garantizar la supervivencia en el escenario de crisis mundial. También la Conselleria de Política Territorial ha confirmado a Efe los contactos con Air Nostrum, como con otras empresas del sector del transporte, para conocer la situación que atraviesan, y han explicado que no se ha concretado nada todavía respecto a algún tipo de apoyo.

Fuerte impacto

Air Nostrum afirma que está sufriendo fuertemente en la cuenta de resultados el desplome del tráfico de pasajeros generado por la pandemia, al igual que sucede en el resto de aerolíneas y otros sectores del sector turístico. Han recordado que primero trabajaron con el sector bancario para conseguir financiación dentro de los créditos ICO, y ahora estudia presentarse al fondo de apoyo a la solvencia a empresas estratégicas arbitrado por el Ministerio de Hacienda.

El pasado 28 de marzo Air Nostrum comunicó que dejaba de volar temporalmente por las restricciones de movilidad nacional e internacional y el cierre de fronteras por el coronavirus y aplicó un ERTE por fuerza mayor para toda su plantilla (1.439 empleados). Cerró una ronda de financiación de 130 millones de euros con el aval del ICO en la que participan 18 entidades financieras, destinada a cubrir las necesidades de tesorería para el resto del año y hacer frente a los compromisos financieros que implica el paulatino regreso de la aerolínea a la operación, de acuerdo con las fases de desescalada contempladas por las autoridades y las previsiones de recuperación de los mercados.