Cuál es la cotización actual de los autónomos y cómo va a cambiar con la reforma del Gobierno

El sistema migrará de un sistema en función de la base de cotización a otro por tramos sobre los ingresos reales. Seguridad Social quiere que se aplique a partir de 2022

El Ministerio de Seguridad Social ha presentado a las asociaciones de autónomos la reforma de su régimen de cotizaciones a uno por tramos. Esto significa que los trabajadores por cuenta propia cotizarán por ingresos reales en función de las previsiones de rendimientos que tendrán en el futuro.

El borrador presentado explicita que los nuevos autónomos tendrán una base provisional, en función de su previsión de rendimientos, los que estaban en el sistema anterior (RETA) mantendrán la base de cotización antigua hasta que se produzca el cambio de base, que se podrá elegir de manera trimestral para ir adaptándola a sus rendimientos netos.

¿Cuál es la cotización actual de los autónomos?

Estos trabajadores cotizan desde el primer momento en el que se inicia su actividad. De forma general, la liquidación de la cuota se lleva a cabo de forma mensual y se puede hacer efectiva a través de tres vías: domiciliando el pago en tu entidad financiera, en las propias oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social o a través de la página web de la Seguridad Social. Con e sistema actual, la cuota que paga cada profesional autónomo es diferente y depende de diversos factores.

¿Cuáles son los baremos?

La cuota mensual varía en función de la base de cotización y hay que en cuenta reducciones o bonificaciones. Por ejemplo, los que se dan de alta por primera vez pueden acogerse a la tarifa plana, por la que se abona un pago fijo de 60 euros al mes. El resto puede acogerse a la bases de cotización que desee, desde la mínima a a máxima. Para 2020, el Gobierno estableció que las bases de cotización quedarán igual, pero sí cambió el tipo de cotización general, que pasó del 30% al 30,3%, por lo que la cuota quedó establecida en 286,15 euros al mes, calculada según la base mínima de cotización, situada en 944,35 euros. Si se cotiza sobre la base máxima el coste mensual se eleva a 1.233,2 euros. En el caso de los autónomos societarios, la mínima queda establecida en 367,8 euros y la máxima es la misma que la anterior, 1.233,2 euros.

¿Cómo se calcula la cuota de autónomos?

Pues depende de la base de cotización que se elija. En cada caso se aplicará un porcentaje distinto que es el tipo de cotización. Hasta 2019, se dividían según las contingencias comunes, contingencias profesionales y cese de actividad. Pero ahora estos porcentajes se agruparon y todos los autónomos tiene un tipo de cotización del 30,3%, que aumentará progresivamente: en 2021 del 30,6% y en 2022 será del 31% en 2022.

¿Cuáles son los cambios que propone el Gobierno?

Esa fecha de 2022 es el tope que se ha marcado el Ministerio de Seguridad Social para aplicar su cambio de legislación, con el que pretende que se cotice por ingresos reales en función de las previsiones de rendimientos. Para ello, los trabajadores por cuenta propia contarán con una base de cotización provisional. Hasta que se establezcan los tramos definitivos para cada uno, se mantendrá la base de cotización antigua hasta que se produzca el cambio de base, que se podrá elegir de manera trimestral para ir adaptándola a sus rendimientos netos. También se establece que los que tengan una previsión de rendimientos inferiores al salario mínimo interprofesional podrán optar por elegir varios tramos, aunque estos todavía no se han definido en la propuesta. Estos tramos podrían pasar por establecer uno para que los tengan rendimientos por debajo del SMI, inferior al mínimo actual, otro entre esa cifra y los 25.000 euros anuales y desde ahí ir añadiendo escalones por cada 10.000 euros. En general, los trabajadores podrán cambiar de base de cotización trimestralmente para ajustarla a sus rendimientos.

¿Cómo se controlarán los rendimientos anuales?

El borrador señala que en el mes de octubre de cada año Hacienda enviará a la Tesorería General de la Seguridad Social el rendimiento neto calculado en el IRPF de los autónomos, la Tesorería pasará a comparar las bases de cotización provisionales y el rendimiento neto y procederá bien a devolver lo pagado de más o a reclamar lo que falte si se ha pagado de menos.