El hundimiento de la hostelería dispara la duración media de los contratos a 61 días

Se trata de la mayor cifra para un mes de septiembre desde 2012, según las cifras del SEPE

Una mujer sale de una oficina de empleoEduardo Parra Europa Press

El hundimiento de la hostelería, el turismo, el ocio y buena parte del comercio está difuminando la temporalidad. Un buen ejemplo de ello es que se ha disparado la duración media de los contratos inscritos en los servicios públicos de empleo durante el mes de septiembre fue de 61,39 días, la cifra más alta en este mes desde el año 2012, cuando se situó en 64 días de media, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Se trata además de la duración media más alta de todo el año 2020, con la única excepción del pasado junio, cuando se alcanzaron los 60 días de media, aún lejos de la cifra marcada el pasado septiembre.

Las cifras de octubre tampoco dejan lugar a dudas sobre el impacto de la crisis en el hundimientos de los contratos temporales: totalizaron 1.399.038 en el décimo mes del año, un 4,8% menos que en septiembre y un 29,6% menos que hace un año.

Analizando la serie histórica de los meses de septiembre, en 2019 la duración media de los contratos se situó en 55,75 días, mientras que en los meses de septiembre del periodo 2016-2018 osciló entre los 58,9 y los 59,9 días. Por su parte, entre 2013 y 2015 este indicador se estabilizó en el entorno de los 60 días. En septiembre de 2012 la duración de los contratos fue de 64 días y en 2011 y 2010 rondó los 70 días. En los años anteriores (2006-2009), la duración media de los contratos inscritos en septiembre fue bastante superior, con cifras que no bajan de los 82,4 días y que alcanzaron su máximo en 2007, cuando los contratos tenían una duración media de 88 días, muy por encima del dato de septiembre de este año.

Fuentes del Ministerio de Trabajo consultadas por Europa Press señalaron que la mayor duración de los contratos laborales refleja la labor continuada de la Inspección de Trabajo..

Baja la temporalidad con los cierres y rebrotes

Según los datos del SEPE, casi uno de cada cinco contratos inscritos en los servicios públicos de empleo durante el mes de septiembre tenía una duración igual o inferior a siete días. Esta proporción ha mejorado respecto a septiembre de 2019, cuando uno de cada cuatro contratos duraba menos de una semana.