Telefónica Infra: la apuesta de la compañía para liderar las infraestructuras de comunicaciones

El lanzamiento de esta nueva unidad figuró entre las medidas del plan de la Nueva Telefónica anunciado por Álvarez-Pallete en noviembre de 2019

Repetidores de telefonía sobre edificios de MadridJesús G. FeriaLa Razon

Telefónica quiere ocupar una posición líder con la creación de su filial Telefónica Infra, que ambiciona ser “una de las mayores unidades de infraestructuras de telecomunicaciones del mundo”, tal como señaló el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, cuando anunció su lanzamiento en noviembre de 2019. Lo hizo durante la presentación del plan estratégico diseñado para construir la Nueva Telefónica, la Telefónica de los próximos 100 años.

Este plan estratégico se articuló en torno a tres ejes: el primero, priorizar los mercados donde la compañía puede ser relevante y crecer con un modelo sostenible a largo plazo; el segundo, impulsar las oportunidades de mayor potencial de crecimiento, impulsando a la vez el valor de sus infraestructuras; y el tercero, incrementar la agilidad y mejorar la eficiencia.

Dentro de estas líneas maestras, Telefónica Infra va a permitir mostrar el valor de los activos de la compañía y desarrollar modelos alternativos de despliegue de infraestructuras que aceleren el crecimiento. Apalancada en el atractivo y solidez de Telxius, y con el 50,01% de esta compañía como primer activo, Telefónica Infra engloba las participaciones accionariales en vehículos de infraestructuras de telecomunicaciones que permitan reforzar sus plataformas tecnológicas, dando servicio tanto a las operadoras de Telefónica como a terceros.

El equipo gestor de Telefónica Infra está enfocado en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, data centers –incluido EDGE-, proyectos greenfield de fibra y cables submarinos, entre otros-. Telefónica Infra también va a permitir aflorar el valor de un porfolio único de activos e incorporar posibles socios.

Más torres y más fibra

Su ambición por liderar las infraestructuras de telecomunicaciones del mundo se evidencia en dos de las operaciones realizadas en los últimos meses. La compañía está cumpliendo el plan anunciado en noviembre de 2019. En junio, Telxius adquirió 10.100 emplazamientos a Telefónica Deutschland, que le permitirán ampliar su cartera a 33.000 torres y doblar por tanto el tamaño desde que fue creada en 2016. Y en octubre, Telefónica ha sellado un acuerdo con Allianz para desplegar fibra óptica en las zonas rurales y semirrurales de Alemania. Ambas operaciones siguen las líneas maestras presentadas hace un año, porque potencian la capacidad y el valor de las infraestructuras de la compañía y crean nuevos vehículos en alianza con otros socios.

Telefónica Infra se sitúa así como uno de los cinco pilares de la nueva estrategia de la compañía. A su lado, los otros cuatro son: priorizar España, Brasil, Alemania y Reino Unido, como mercados clave en los que Telefónica pueda aportar un valor diferencial a sus clientes y crecer de forma sostenible; lanzar Telefónica Tech para impulsar el crecimiento en áreas de mayor potencial; llevar a cabo el spin-off operativo de los negocios en Hispanoamérica; y evolucionar el modelo operativo para ganar agilidad, acelerar la ejecución y maximizar las sinergias entre todas las unidades de Telefónica. Así es la Nueva Telefónica. Estas son las palancas con las que, ahora que atisba el centenario que alcanzará en el año 2024, busca escribir la historia de sus cien siguientes años. Una Telefónica con pasado y, sobre todo, con futuro.