Madrid

Los hosteleros respaldan a Ayuso: no la hemos pedido ayudas directas porque “nos ha dejado trabajar”

El presidente de la patronal asegura que, aunque hay restricciones, la Comunidad de Madrid les ha dejado hacer lo que quieren

Terrazas del barrio de Lavapies, en Madrid
Terrazas del barrio de Lavapies, en Madrid©Gonzalo Pérez MataLa Razón

Cuadro de barras en ristre, el candidato socialista a presidir la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, denunció en el debate televisivo celebrado ayer que el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso no ha dado ni un solo euro en ayudas directas a la hostelería. El sector viene reclamando desde hace meses con carácter general que las administradores inyecten fondos a sus negocios para poder superar la crisis del coronavirus. Una petición, sin embargo, que no han hecho en Madrid. En la comunidad, los hosteleros no han solicitado estas ayudas “porque la voluntad ha sido que la economía y la salud vayan de la mano. No se ha pedido nada porque, aunque hay y ha habido restricciones para realizar nuestra actividad, se nos ha dejado trabajar, que es lo que queremos”, ha asegurado esta mañana José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España durante el Congreso Aecoc de Horeca.

La hostelería, como el turismo, han sufrido de forma muy acusada el impacto de la crisis del coronavirus y espera la llegada del verano con una mezcla de esperanza y temor. Esperanza porque cree que puede marcar un punto de inflexión para la recuperación. Y temor porque, de no ser así, la crisis en que está sumido será más profunda de lo que ya es. Javier Campo, presidente de Aecoc, cree que la clave para que esta primera palanca de su recuperación se active con éxito es la vacunación. A este respecto, Campo ha lanzado una dura advertencia al Gobierno: alcanzar la inmunidad de rebaño con el 70% de la población vacunada en septiembre a la hostelería y el turismo no le sirve. “El ritmo de vacunación en España no va mal, pero es insuficiente. No es de recibo que vayamos a lograr la inmunidad de rebaño en septiembre. Podemos hacerlo mejor. Y, si lo hacemos bien, podemos lograrla a principios de julio”.

Previsiones

Campo ha explicado que España necesita ser un destino seguro en julio para que el turismo extranjero vuelva a nuestro país y el sector logre salvar los muebles. Porque, según sus perspectivas, incluso en un escenario optimista, sus pérdidas van a seguir siendo cuantiosas. En el mejor de los casos, Campo ha asegurado que la afluencia de turistas llegará a los 42 millones, frente a los 83 millones de 2019; y los ingresos se situarán en los 46.600 millones de euros, la mitad de los 93.000 millones de euros de 2019. Estaba debilidad por la que atraviesa el sector y los meses de dificultades que le quedan por delante es lo que ha llevado también al director general de Aecoc a solicitar que los ERTE se mantengan al menos hasta final de año para proteger a los trabajadores.

Para acelerar esta vacunación, Campo ha insistido en la oferta de las empresas para vacunar a través de las mutuas de trabajo y sus servicios médicos. Su ayuda, ha asegurado, mejoraría el proceso no sólo porque saben cómo hacerlo sino también cuándo hacerlo para no interrumpir la actividad.

Aunque en el caso de Madrid las ayudas directas sean menos perentorias para la hostelería, no lo son en otras comunidades autónomas cuyo sector turístico se ha visto arrasado por la Covid. Campo ha explicado que el PIB ligado a esta actividad ha descendido un 66%, hasta los 95.000 millones de euros; y que las ayudas que se han recibido a través de herramientas como los ERTE o las que están por venir de la UE apenas llegan a los 30.000. Si este “agujero colosal” no se rellena, el sector no morirá, pero tampoco podrá contratar, abrir establecimientos, innovar, según Campo. En definitiva, ha advertido, “no vamos a poder competir”.