Las pernoctaciones extrahoteleras se desploman un 65,7% en el primer trimestre

Los alojamientos en hoteles rurales y campings logran un respiro en marzo, ya que por primera vez en los últimos trece meses logran aumentan las estancias

Por primera vez en los últimos trece meses, aumentan las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural y campings, un
61,7% y un 21,5%, respectivamente, en términos anuales
Por primera vez en los últimos trece meses, aumentan las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural y campings, un 61,7% y un 21,5%, respectivamente, en términos anualesROBIN VAN LONKHUIJSENEFE

A pesar de que los destinos de naturaleza y los espacios al aire libre se han convertido en la prioridad de los viajeros nacionales durante estos meses de pandemia, las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros, es decir, apartamentos, campings, establecimientos de turismo rural y albergues, apenas fueron de 4,8 millones durante el primer trimestre del año, lo que significa un 65,7% menos que en el mismo periodo de 2020. De hecho, durante marzo apenas sobrepasaron el número de dos millones, lo que se traduce en una bajada del 21,8% respecto al mismo mes de 2020, según los datos provisionales publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, la estancia en este tipo de alojamientos supone un pequeño respiro para el sector, ya que, por primera vez durante los últimos 13 meses, las pernoctaciones en casas rurales y campings registraron en marzo alzas interanuales, del 61,7% y del 21,5%, respectivamente, mientras que las pernoctaciones descendieron un 57,2% en los albergues y un 46,2% en los apartamentos turísticos.

En concreto, la bajada interanual de las pernoctaciones extrahoteleres en marzo se ha suavizado en comparación con la experimentada durante el mes de febrero, cuando registró un batacazo del 78,2%, pero hay que tener en cuenta el efecto escalón en los datos, pues la comparación se realiza con marzo de 2020, mes en el que ya había estallado la pandemia. Por ello, tal y como se advierte desde el INE, si se compara el dato de marzo de este año con el de 2019, es decir, con niveles previos a la pandemia, las pernoctaciones extrahoteleras muestran un retroceso del 70%. En cualquier caso, con la caída de marzo, las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros acumulan 13 meses consecutivos de retrocesos interanuales por efecto de la Covid-19.

Las pernoctaciones de los residentes en este tipo de establecimientos totalizaron algo más de 1,3 millones, más del doble que en marzo de 2020, frente a las 756.000 que realizaron los extranjeros, un 62,8% menos que un año antes. En concreto, durante el tercer mes del año estaban abiertos en España 85.947 alojamientos extrahoteleros, un 17,5% más que en el mismo mes de 2020, lo que representa un 58% del total de establecimientos.

Apartamentos turísticos

Por su parte, las pernoctaciones en apartamentos turísticos se redujeron un 46,2% en marzo. Por procedencia, las de residentes aumentaron un 86,2%, mientras que las de no residentes bajaron un 73,7%. En cuanto a la comparación con los niveles previos a la pandemia, las pernoctaciones en apartamentos turísticos presentaron un descenso del 80,2% respecto a marzo de 2019. Por comunidades, Canarias, Andalucía y Cataluña fueron los destinos principales de los viajeros en el mes de marzo, con tasas anuales en el número de pernoctaciones con caídas del 71,0%, 43,2% y 25,7%, respectivamente. Por zonas turísticas, la Isla de Tenerife fue el destino preferido en apartamentos turísticos, con 126.734 pernoctaciones y una ocupación del 24,4% de los apartamentos ofertados. Los puntos turísticos con mayor número de pernoctaciones en marzo fueron San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), Madrid y Arona (Tenerife).

Por su parte, las pernoctaciones en campings registraron en marzo un aumento del 21,5% respecto al mismo mes del año anterior, y bajaron un 39,7% respecto a marzo de 2019. Las de residentes se incrementaron un 267,1%, mientras que las de no residentes descendieron un 39,5%. El Índice de Precios de Campings (IPAC) descendió un 2,0%. En marzo se ocuparon el 32,5% de las parcelas ofertadas, un 15,4% menos que en el mismo mes de 2020. El grado de ocupación en fin de semana alcanzó el 33,8%, con un aumento anual del 3,3%. La Comunidad Valenciana fue el destino preferido en campings, con 347.091 pernoctaciones, lo que supone una bajada del 18,1% respecto a marzo de 2020.

Un respiro para el turismo rural

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural presentaron un aumento del 61,7% en marzo respecto al mismo mes de 2020, y un descenso del 61% comparado con marzo de 2019. Las de residentes subieron un 107,2%, mientras que las de no residentes bajaron un 34,6%. En los alojamientos de turismo rural se ocuparon el 6,7% de las plazas, un 6,2% más que en marzo de 2020. El grado de ocupación en fin de semana se situó en el 12,2%, con un descenso del 4,9%. Por comunidades autónomas, Castilla y León fue el destino preferido, con 28.483 pernoctaciones, un 34,3% más que en marzo de 2020. La Comunidad de Madrid alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 26,6% de las plazas ofertadas. Por zonas turísticas, el norte de Extremadura fue el destino preferido, con 15.230 pernoctaciones, mientras que en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama se registró la mayor ocupación, con el 24,8% de las plazas ofertadas. El Índice de Precios de Alojamientos de Turismo Rural (IPTR) subió un 1,2%.

La otra cara de la moneda la muestran los albergues, ya que las pernoctaciones en este tipo de alojamientos registraron en marzo un descenso anual del 57,2%. Las de residentes bajaron un 50,7% y las de no residentes un 69,9%.