Sin ayudas al toro de lidia

El ministro Planas sigue sin presentar una propuesta concreta a las comunidades autónomas sobre el modelo de aplicación de esa nueva PAC

Uriel Moreno "El Zapata", sale a hombros en la doceava corrida
Toro de lidia en una plazaMario GuzmánEFE

La delegación del Parlamento Europeo, que negocia con el Consejo de Ministros y la Comisión el acuerdo definitivo sobre la nueva PAC, se opone a que se concedan ayudas acopladas –vinculadas a la producción y en función del número de cabezas– al ganado vacuno cuyo destino final sea la lidia. Es uno de los puntos que figuran en la posición que defienden los eurodiputados en las reuniones denominadas «trilogos» que se están celebrando durante las últimas semanas y que se espera que concluyan a final de mes.

Mientras tanto, desde el Consejo de Ministros se quiere mantener el apoyo mediante las citadas ayudas a ese tipo de ganado y estarían dispuestos a ceder en otras peticiones que plantean los eurodiputados a cambio de ello. Entre el 25 y el 27 de este mes tendrá lugar un «súper trílogo», que reunirá a las delegaciones de las tres instituciones comunitarias (Consejo, Parlamento y Comisión) para tratar de cerrar un acuerdo sobre los tres reglamentos que conforman la nueva PAC.

Aunque ha habido algunos avances en el proceso negociador, lo cierto es que las posiciones del Parlamento y el Consejo todavía difieren en bastantes puntos. Además, no se ha entrado de lleno en uno de los elementos centrales de la reforma, como es la llamada arquitectura verde. Mientras esto sucede en Bruselas, en Madrid, el ministro de Agricultura sigue sin presentar una propuesta concreta a las comunidades autónomas sobre el modelo de aplicación de esa nueva PAC, que será más verde que la actual.

Por eso la última palabra no la tendrán Planas y los consejeros de Agricultura, sino Teresa Ribera, la ministra para la Transición Ecológica, y Hugo Morán, su secretario de Estado, por lo menos en toda la parte verde. No hay que olvidarlo.