Jeff Bezos deja Amazon a cargo de su mano derecha para centrarse en la conquista del espacio

El hombre más rico del mundo abandona este 5 de julio su puesto como CEO del gigante del comercio electrónico, que pasa a ser ocupado por Andy Jassy, hasta ahora líder de su filial de servicios en la nube

Jeff Bezos durante un evento en Washington
Jeff Bezos durante un evento en WashingtonCLODAGH KILCOYNEREUTERS

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, entrega el testigo de la pequeña librería digital que fundó hace 27 años y que a día de hoy es el gigante del comercio electrónico conocido como Amazon. En concreto, Bezos deja este lunes su puesto como consejero delegado en la compañía (CEO), que pasa a ser ocupado por Andy Jassy, aunque seguirá jugando un papel muy importante en las grandes decisiones de la empresa desde su nuevo puesto de presidente ejecutivo del consejo de la multinacional.

Este momento clave en la historia de la compañía tiene lugar en un día señalado. “Elegimos esa fecha por su valor sentimental para mí, ya que fue el día en que se fundó Amazon en 1994, hace exactamente 27 años”, dijo Bezos en su última intervención como consejero delegado en la junta general de accionistas que Amazon celebró pasado mes de mayo. En estos años de dedicación al frente de Amazon, Bezos ha conseguido su propósito inicial: lograr que su tienda online fuera la más grande del mundo, como lo es el río Amazonas, de ahí el nombre Amazon. Tras haber llegado a la cima, el magnate de 57 años ha decido dar un paso atrás para dedicar más tiempo a otro de sus ambiciosos proyectos: su empresa de viajes espaciales Blue Origin.

Entre los planes más recientes del ex-CEO de Amazon se encuentra realizar su primer viaje de turismo espacial junto a su hermano Mark Bezos y Wally Funk (astronauta de 82 años invitada por Bezos) en la New Shepard el próximo 20 de julio. Pero para el multimillonario tecnológico esta iniciativa va mucho más allá de los viajes por placer, se trata de una verdadera conquista del espacio para salvar la Tierra. “Trasladaremos toda la industria pesada al espacio. Es la única manera de salvar el planeta”, ha llegado a plantear Jeff Bezos.

Jassy, su persona de confianza

El plan para la sucesión de Bezos como primer ejecutivo del gigante del comercio electrónico había sido comunicado por el empresario a la plantilla en febrero, cuando anunció que el nuevo consejero delegado de Amazon sería Andy Jassy, una de sus manos derechas y hasta ahora al frente de Amazon Web Services (AWS), filial de la compañía. “Andy es muy conocido dentro de la empresa y ha estado en Amazon casi tanto tiempo como yo. Será un líder sobresaliente y tiene toda mi confianza”, declaraba Bezos al confirmar el nombre de su sucesor. Su largo recorrido y compromiso con la compañía es una garantía de que Jassy perpetuará el legado de Bezos. El nuevo CEO de Amazon se puso al frente de AWS en 2006, una colección de servicios de computación en la nube usada en aplicaciones tan populares como Dropbox, Foursquare, HootSuite. Al ser una de las plataformas más completas del mundo compite directamente contra servicios como Microsoft Azure, Google Cloud Platform y IBM Cloud.

Con una fortuna cercana a los 200.000 millones de dólares (170.000 millones de euros), según la revista “Forbes”, Bezos se retirará de su puesto pocos días antes de que Amazon publique sus cuentas del segundo trimestre, previstas para finales de julio. En los tres primeros meses de 2021, la compañía logró un beneficio neto de 8.107 millones de dólares (6.839 millones de euros), más de tres veces las ganancias contabilizadas por la multinacional en el mismo periodo de 2020. Entre enero y marzo, las ventas netas de Amazon sumaron 108.518 millones de dólares (91.549 millones de euros), un 43,8% por encima de los ingresos de la compañía en el primer trimestre del año pasado, incluyendo un crecimiento del 37,4% en las ventas de productos, hasta 57.491 millones de dólares (48.501 millones de euros), mientras que el negocio de servicios de Amazon facturó 51.027 millones de dólares (43.048 millones de euros), un 51,8% más.