El Gobierno autoriza la venta del negocio industrial de ACS a Vinci por casi 5.000 millones de euros

El Consejo de Ministros ha dado hoy luz verde a la transacción

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS FOTO: Sergio Perez

ACS ya tiene la autorización del Gobierno para traspasar su negocio industrial a la francesa Vinci. Según han confirmado fuentes empresariales, el Consejo de Ministros ha dado hoy luz verde a la operación, que se suma al visto bueno que dio la Comisión Europea el pasado mes de octubre. El Gobierno comunitario estimó entonces que la transacción no plantea riesgos para el espacio económico europeo. El Ejecutivo comunitario explicó entonces que existen suficientes competidores en los mercados, habida cuenta de las partes en los que tienen actividad estas empresas, por lo que no cree que existan problemas de competencia. El expediente, que le fue notificado a Bruselas el 20 de septiembre, fue examinado por el procedimiento simplificado que se aplica a los casos menos problemáticos.

El Grupo ACS firmó el pasado mes de abril un acuerdo con la francesa Vinci para venderle la mayor parte de su división industrial por una cantidad cercana a los 5.000 millones de euros. La venta incluye, además de las actividades de ingeniería y obras, las participaciones en ocho concesiones o PPP (asociación público-privada, por sus siglas en inglés) de proyectos sobre todo de energía, así como la plataforma de desarrollo de nuevos proyectos en el sector de energía renovable. ACS retendrá principalmente en su poder Zero-e (su filial de renovables) y quince concesiones cuyo proceso de segregación se llevará a efecto antes de la ejecución de la compraventa. En total, una plantilla de unos 45.000 empleados en medio centenar de países y una facturación media de más de 6.000 millones de euros en los últimos tres ejercicios, con presencia sobre todo en España, México, Brasil, Perú y Chile.

El acuerdo preveía que ACS perciba al cierre de la operación un mínimo de 4.930 millones de euros y un máximo de 4.980 millones. Este pago se compone de un pago fijo de 4.200 millones de euros y un pago adicional mínimo de 730 millones y máximo de 780 millones como compensación por la caja de la compañía, cuyo importe exacto se definirá en función de los resultados del perímetro vendido a la fecha de ejecución de la compraventa.

Adicionalmente, ambas partes se comprometieron a crear una empresa conjunta a la que aportarán, a precio de mercado y una vez que estén terminados, conectados a la red y listos para producir, todos los activos renovables que desarrolle la división industrial objeto del acuerdo. Esta operación se llevará a cabo como mínimo en los ocho y medio años siguientes a la ejecución de la compraventa.